la palma

Tazacorte podría decir adiós a su antiguo cine

El Ayuntamiento evalúa el estado de salud de la infraestructura, que actualmente pone en riesgo la seguridad pública; sobre la mesa, su derribo
Imágenes actuales del interior y exterior del inmueble bagañete. DA

En pleno centro de la Villa y Puerto de Tazacorte, se encuentra un edificio que alberga infinidad de recuerdos de la población bagañeta: el antiguo cine. Ese inmueble, que tiempo atrás acogió filmaciones de primer nivel y logró congregar a niños y mayores en su sala de proyecciones, hoy se ha convertido en un verdadero problema para la seguridad de las personas por su deteriorado estado. Como consecuencia de este hecho, el Ayuntamiento se ha visto a intervenir, procediendo a evaluar la salud de la infraestructura para marcar una hoja de ruta con las posibles acciones que deberían acometerse sobre el mismo, a fin de evitar perjuicios a los transeuntes y vecinos de las viviendas colindantes.

A finales de noviembre, por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Los Llanos de Aridane, miembros del grupo de Gobierno local y técnicos de la administración entraban en la que fuera una de tantas cunas culturales de antaño del entonces conocido como ‘París Chiquito’. Lo hacían con el beneplácito de la autoridad judicial porque el propietario del edificio se negaba a que el Consistorio accediese a las instalaciones para examinara la peligrosidad que podían suponer estas para la seguridad pública. Ahora, la Oficina Técnica Municipal debe emitir un informe en el que se detallen los aspectos relativos a su erosión con el paso de los años, así como los posibles riesgos que supondría mantenerlas tal cual se encuentran actualmente.

Según el regidor de la localidad, Juan Miguel Rodríguez, se va a llevar a cabo “una evaluación exhaustiva” para tomar determinaciones “sobre lo seguro”. En este sentido, afirma que encima de la mesa hay dos opciones. La primera sería la menos esperanzadora, un derribo; y la segunda, la ejecución de trabajos de rehabilitación en el complejo. Igualmente, indica que en base al contenido del documento, que aún está en fase de redacción, corresponderá a la propiedad del inmueble realizar las acciones que se estimen necesarias, dándole un tiempo prudencial para que “manifieste sus intenciones”.

Cuestionado por un hipotético escenario en el que el titular decidiera hacer caso omiso al Ayuntamiento y mantener la infraestructura sin cambios, el alcalde señala que “entonces correspondería a la administración efectuar los trabajos que los arquitectos hayan considerado pertinentes”, y, con posterioridad, reclamar al propietario los importes soportados por las arcas públicas. A partir de ese momento, punto que esperan no alcanzar desde el grupo de Gobierno, en caso de proseguir con una actitud negativa, casi con total seguridad, “se iniciaría un procedimiento de expropiación”, porque “legalmente, el Ayuntamiento de Tazacorte tiene derecho a resarcirse de los gastos”, añade Juan Miguel Rodríguez.

TE PUEDE INTERESAR