inmigración

El delegado del Gobierno en Canarias reconoce un “desbordamiento generalizado” a la hora de atender a los inmigrantes

En lo que va de año han llegado más personas en patera (531) que en todo 2017; ayer llegó otra embarcación a Lanzarote
Los 17 varones de origen marroquí que llegaron ayer por sus propios medios a Tinajo aseguran ser todos menores de edad. Diario de Lanzarote

“El desbordamiento está generalizado y afecta tanto a menores como a adultos”. Con esta crudeza reconoció ayer el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, los apuros que viven hoy las autoridades canarias a la hora de acoger a los inmigrantes que llegan en pateras a las Islas. A esta situación se ha llegado con el notable repunte registrado desde el pasado agosto en la llamada ruta canaria, la más larga y peligrosa por vía marítima de las que tienen como destino el territorio español. Dicha reactivación se demuestra con cifras.

Ayer mismo, León reconoció que, solo en lo que va de este año, han llegado ya un total de 531 personas por esta vía en 17 embarcaciones, a los que hay que sumar tres fallecidos (un varón adulto y dos bebés), además de unas 200 más interceptadas en origen.

Dicho ritmo multiplica, prácticamente, por ocho a los llegados durante el mismo periodo del año pasado, pero hay más. Sin que haya terminado enero, ya son más los inmigrantes que arribaron en el Archipiélago por esta vía que en todo 2018 (425 en 20 barquillas) y, en caso de continuar este ritmo, en menos de tres meses sumarán más que en todo 2018, cuando fueron un total de 1.307 en 69 embarcaciones, y antes de medio año se superarán los registros de 2019, con un total de 2.198 en 133 pateras, lanchas o cayucos.

Sin pausa

Este goteo incesante en un drama que, lamentablemente, ya se tradujo durante la década anterior en una catástrofe humanitaria sin precedentes en las Islas.

Ayer tuvo un nuevo episodio con la llegada de otra patera más. En esta ocasión fueron 17 inmigrantes los que llegaron en la mañana de ayer al muelle de La Santa, en el municipio de Tinajo (Lanzarote), en una embarcación de unos seis metros. Son todos varones y de origen marroquí, y presentaban buen estado de salud, salvo uno que fue derivado al Hospital Doctor José Molina Orosa para ser examinado. La patera llegó a La Santa sin ser interceptada y fue avistada por vecinos que dieron aviso a la Policía Local, lo que no es de extrañar porque es público y notorio que el radar del Servicio Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) que debería cubrir esta parte del litoral conejero sigue sin funcionar.

Repatriaciones

Respecto a la atención a los inmigrantes, el delegado del Gobierno quiso aclarar que la devolución de inmigrantes irregulares a Mauritania se produce de acuerdo al acuerdo bilateral que España mantiene con ese país y “responde a la legalidad”, además de recordar que hay pactos similares con Senegal y Marruecos. Los inmigrantes repatriados desde Canarias a Mauritania proceden tanto de este país como de Mali y Senegal.

“No es la primera vez que ocurre”, dijo León, quien ha lamentado la devolución de personas que salen de sus países “intentado tener un futuro en la vida, pero nuestra capacidad es la que es”. Aunque aún quedan plazas en los dos Centros de Internamiento de Extranjeros de Canarias, el delegado reconoció el referido desbordamiento, pues “los menores no pueden ser devueltos y hay que acogerlos y tratarlos con la dignidad que merecen”, añadió. Canarias atiende hoy a 540 menores llegados a las Islas en estas condiciones.

La ansiada ‘cumbre’ con Marlaska será pasado mañana

El delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, confirmó además ayer que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, llegará a Gran Canaria pasado mañana, jueves, con motivo de una reunión con las autoridades autonómicas y locales donde se abordará la reactivación de la llamada ruta canaria de las pateras. Este aumento en la llegada de dichas embarcaciones se agudizó especialmente el agosto pasado, justo cuando se logró blindar el Estrecho. Las autoridades canarias pretenden que el Estado lidere un plan conjunto de todas las administraciones para planificar la acogida a estas personas.

TE PUEDE INTERESAR