BALONCESTO

El Nymburk asalta el Santiago Martín ganando al Iberostar Tenerife (84-89)

Marcelinho Huertas acaba expulsado

Primer cuarto

Los checos comenzaron bien (0-7) desarrollando un baloncesto bonito, con mucho ritmo, algo que también hizo el Iberostar Tenerife. Liderados por Marcelo Huertas, autor de 11 tantos, el Canarias, logró igualar a su oponente, llegando al final del primer cuarto con empate a 27.

Segundo cuarto

Un parcial de 5-0 recibió al público tras el parón de cuarto (32-27). El entrenador checo tuvo que parar el partido, porque los suyos reboteaban bien en ataque, pero eran incapaces de anotar a un Canarias que seguía mostrándose superior. Fue entonces cuando llegó una zona defensiva que se le atragantó a los locales. El Nymburk llegó a disfrutar de una ventaja de nueve tantos (36-45) imprimiendo un ritmo de juego endiablado. Con 42-49 se ha llegado al descanso.

Tercer cuarto

Los insulares mejoraron sus prestaciones en ataque, con jugadores como Salin viendo con cierta claridad el aro rival. Eso, y unos necesarios ajustes en defensa lograron que el Canarias diera la vuelta al marcador tras demasiados minutos a remolque. Al final de la tercera manga se llegó con 74-71.

Último cuarto

La expulsión de Marcelinho Huertas por doble técnica, una por flopping y la otra por protestar, dejaba las cosas, a falta de seis minutos, con 76-80 en el marcador. La situación espoleó al público, que trató de llevar en volandas a un equipo que, con dos tiros libres de Díez, recortó diferencias (78-80). Yusta, en un momento total de sequía anotadora, puso el 79-80 mientras los checos seguían sin ver aro. Dalton, en un buen lanzamiento, logró el 79-82. A partir de ese momento, parcial de 0-4 (79-86) cuando quedaban menos de dos minutos por jugarse. El Canarias necesitaba, si no remontar, al menos no perder el average (había ganado de diez en Chequia). Eso, salvar la diferencia de tantos, se logró evitar, no así la derrota, la primera del Canarias en casa en la Champions (84-89).