carnaval 2020

Desbocados y Trabachones, a la final por primera vez

Diablos Locos, Mamelucos, Zeta-Zetas, La Traviata, Bambones y Burlonas, también entre las ocho mejores

Por Joel Ramos

Al término de la 3ª fase, de bajo nivel, en la que destacó Zeta Zetas, seguidos de Desbocados y Cascarrabias, el jurado decidió a los 8 finalistas que disputarán la final el viernes: Diablos Locos, Mamelucos, Desbocados, Zeta-Zetas, La Traviata, Bambones, Burlonas y Trabachones, en ese orden. Un veredicto justo en el que destacó Desbocados y Trabachones, la falta de Triquikonas ganada a pulso y una inesperada Traviata, que lo consiguió.

1. Desatadas (2019)

En su primer tema se manifestaron en contra de la homofobia, de los padres que se desentienden de sus hijos, la violencia de género y la explotación laboral. Terminaron apoyando a las personas con cáncer. Su segundo, un agradecimiento a bomberos, médicos y policías. Criticaron la gestión política y sanitaria y el maltrato animal.

Las voces no fueron su punto fuerte. Sus letras no funcionaron por su poca profundización. Salieron por segundo año con ilusión.

2. Triquikonas (2005)

En su 15 aniversario destacaron más por su crítica que por su humor. Una sorpresa. En su primer tema se convirtieron en reclusas para criticar los casos Asunta o Gabriel y contar la realidad de las presas. Su segundo suponía su plato fuerte, el humor. Se convirtieron en hadas madrinas, sin conseguir la magia que las caracteriza. Ayudan a chicas a ser guapas, bajar de peso o “vivir del cuento”.

Se quedaron a medio gas al no conseguir el efecto deseado con su humor. Destacaron más en su primero, crítico, que patinó en alguna estrofa. ¿se acabaron los huevos de oro o los guardaban para la final?

3. Cascarrabias (1984)

Los ganadores del Norte en el 2019, comenzaron con un primer tema superficial en cuanto a contenido en el que crearon un cómic para cargar contra el bullying o los estereotipos sobre inmigrantes. Su segundo los elevó: vestidos de arbustos hilaron una letra con ingenio y contenido que fue desgranando los problemas actuales, hasta llegar a un final bonito sobre el incendio de Gran Canaria.

Con una afinación y fuerza constantes, consiguieron meterse al público en el bolsillo con su segundo tema, genial salvo por algunos fallos de dicción.

4. Arremangados (2018)

Su primer tema, una casa de apuestas en la que apuestan por las playas de La Tejita o Las Teresitas. El hilo conductor se desfigura. Lo mejor cuando critican la falta de hidroaviones “no apuestan por ellos”. En su segundo se convirtieron en Payasín, del programa de TV Gran Hermano. Tal y como el hace, dieron tartazos a Pedro Sánchez o La Pantoja, entre otros. Intentan mezclar humor y crítica sin resultado.

No consiguieron despuntar por afinación ni dicción, tampoco por letras. Salieron por segundo año consecutivo, que no es poco.

5. Los Desbocados (2006)

Primer tema dedicado a los ciclos de la vida. Coalición Canaria no ha tenido ciclos, 40 años en el poder, “no vuelvan más”. Crítica a los canariones por el fútbol o el Carnaval. Terminaron hablando de los ciclos en Carnaval nombrando a Trasnochados o Singuangos. Su segundo, el indeciso, “dudé, pero a Coalición al final no voté”. Interactúan con el público al cantar con los asistentes El Cubanito.

Tras años luchando por estar, consiguen su final con buenas letras, voces y fuerza. Gustaron y merecían estar.

6. Ni Muchas Ni Pocas

Primer tema en el que como guerreras defienden su tierra. Criticaron también la violencia machista y recuerdan al componente recientemente fallecido de Mamelucos ¿y el nexo?. En su segundo utilizaron los fallos que se ven en la ITV para criticar el desempleo y la importación agrícola que terminó con el sector primario en las islas.

Las voces fallaron por un montaje musical muy agudo. Su objetivo lo lograron y salieron un año más.

7. Zeta-Zetas (2003)

Comenzaron con Besay Pérez acompañado de instrumentos de cuerda y viento sonando como un buen coro. Su primero, sobre Carnaval, recordó a los políticos que esta fiesta es del pueblo y recriminó que se haya negociado el ruido del Carnaval en la zona centro con los vecinos. En su segundo aparecieron vestidos de estatuas para darle voz a las mujeres, “mujeres que vivieron esperando por una sentencia y ahora en el cielo jamás tendrán”.

Las mejores voces del concurso cantaron un repertorio comercial que sabían que gustaría, y así fue. Con el público en el bolsillo, utilizaron la puesta en escena para empaquetar sus letras, consiguiendo estar en lo más alto del concurso.

TE RECOMENDAMOS