carnaval 2020

Diablos y Mamelucos aseguran su pase a la final

En la segunda fase de murgas adultas, que subió el nivel del concurso, destacó Diablos Locos, con una gran actuación
Diablos y Mamelucos aseguran su pase a la final. | FOTO: Fran Pallero

Por Joel Ramos

En la segunda fase de murgas adultas, que subió el nivel del concurso, destacó Diablos Locos, con una gran actuación, seguidos de Mamelucos, que bajaron su nivel respecto al 2019. La sorpresa de la noche la protagonizó Trabachones, que pudo asegurar su plaza en la final.

1. Mamelucos (1980)

Presentación arriesgada al ritmo de “Bohemian Rhapsody” para mostrar su disfraz, de Josué Quevedo -primer y segundo premio en infantiles-.

El primer tema contó a los asistentes lo que no sabían. Cargaron contra Tino Guzmán que “quiere privatizar Protección Civil” o la “falta de sanidad en hospitales”. En su segundo compararon las expectativas con la realidad, con el ingenio de hacer una retahíla con los “prohibido aparcar” de Santa Cruz. Final con trompeta en alto, dedicado a su componente recientemente fallecido.

Actuación completa con voces empastadas y potencia. Reinó la crítica ingeniosa y dura, cargada de contenido, aunque con estrofas poco fundamentadas. El público a sus pies.

2. Tras con Tras (1996)

En su 25 aniversario revalidaron la mejoría que llevan experimentando desde hace años. Primer tema en el que destaparon las cosas que aún están prohibidas moralmente. Su mejor estrofa, “los tabúes sobre el machismo superados no son suficientes”. Su segundo, homenaje a la maternidad en la que aparecieron con barrigas, reivindicaron la unión madre-hijo.

Buenas voces, dicción y selección musical. Primer tema con más contenido y conexión con el público. Su segundo, una letra vacía con un final bonito. Van por buen camino.

3. MásQLocas (2014)

En su primer tema hicieron un recorrido por los diferentes tipos de murgueros que existen: el que no le gustan las femeninas, los que no quieren innovación. Criticaron al canarión que copia murgas chicharreras. Su segundo, un altavoz de los problemas y discriminación que sufre el colectivo transexual.

Mejoría musical que les permitió no desentonar en una buena fase. Su primero, un batiburrillo en el que cupo todo, su segundo, mejor, una crítica y reivindicación social.

4. Diablos Locos (1970)

Deslumbraron en su presentación con su disfraz, que destapó otro que llevaban debajo. Su primer tema, una agencia de colocación por la que pasan los políticos en paro de Coalición Canaria. Lo mejor, reivindicación de trabajo para los recién titulados, que acaban en supermercados. El segundo, sello de la casa, ejemplo de doble sentido e ironía con un auto corrector, que les cambia lo que escriben y lo utilizan para criticar.

Actuación como hacía años no tenían. Constantes en fuerza, que no a letras, que aflojaron con su segundo, esencia trónica que aún así gustó, pero no como el primero, crítico y de calidad. El público en pie. Grandes.

5. Ni Pico Ni Corto (1973)

En su primer tema narraron cómo son las primeras veces, lo que utilizan para hablar del primer mandato de Patricia Hernández. Lo mejor, sus estrofas al incendio de Gran Canaria. Su segundo, un tema que se podría acuñar finalfriendly, ya que utilizaron todas las fórmulas existentes para conseguir una final. Despuntó su ingenio cuando le dieron vida al cartel del Carnaval.

Buenas y constantes voces y dicción. Repertorio lineal. Primer tema más crítico respecto al segundo, que en ocasiones recordó, salvando las distancias, a la Escuelita de Bambones. ¿les valdrá el pase a la final?

6. Chinchosos (1987)

En la primera canción se convirtieron en lagartos para criticar lo que ven mal en Canarias. Canto a la tierra que rozó el nacionalismo. Su segundo, héroes sin capa, homenaje a la solidaridad en el que no se olvidaron de los cuerpos y fuerzas de seguridad o la importancia de la recogida de tapas, que se encargarán de recoger a la entrada del recinto.

Letras con contenido mal planteado que no consigue enganchar. Su montaje musical no les ayudó, aunque destacaron por pinceladas de buena crítica. El segundo, mejor que el primero.

7. Trabachones (2019)

Comenzaron en su estreno convirtiéndose en guerreros de Terracota para cambiar sus espadas por alimentos o juguetes. Recordaron a los guerreros que son abuelos desahuciados o a los que luchan contra el cáncer, con el efecto de que 3 componentes se raparon en directo. Su segundo, una búsqueda de su propio estilo en el que recorren los estilos murgueros actuales y salen en su defensa.

Protagonizaron la gran sorpresa de la noche con voces y fuerza constantes y letras bien trabajadas. Firman un estreno digno de una buena murga. Puede que estén el viernes en la final.

TE RECOMENDAMOS