Carnaval 2020

Drag Sethlas asegura que ha contado un cuento bíblico con toda su “esencia”

El vencedor de la gala Drag Queen 2020 asegura que "no hay motivos para que nadie se ofenda", tras la polémica que suscitó el de 2017

Drag Sethlas asegura que ha contado un cuento bíblico con toda su “esencia”. | EUROPA PRESS

El Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria volvió a entregar la noche de este viernes el cetro de Drag Queen 2020 a Sethlas, quien ya lo obtuvo en 2017, en un número que representa con toda su “esencia” un pasaje que “no deja de ser un cuento” y con el que ha conquistado al público y el jurado.

Aunque su número ha vuelto a inspirarse en la religión, pues representaba el pasaje bíblico del pecado original de Adán y Eva, Sethlas asegura que “no hay motivos para que nadie se ofenda”, tras la polémica que suscitó el de 2017, cuando eligió a la Virgen María y a Cristo Crucificado.

Ha dicho que en el de hace tres años entiende que se produjera pero que en este no hay motivo, pues la alegoría elegida “no es más que un cuento, una historia que es parte de un libro que es la Biblia”, ha recordado.

El motivo del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria de este se año se inspira en los cuentos y el elegido para la gala tiene un carácter religioso que “no deja de ser una historia que he interpretado a mi manera y con un toque diferente”, ha asegurado.

Esta “es mi línea, es la esencia Sethlas”, ha remarcado el ganador, quien ha revelado que desde diciembre de 2018 lleva madurando la idea de Adán y Eva con el sentido y la magia que conlleva, así como el trabajo de vestuario, coreografía y música que ofrece el espectáculo.

Tal y como ha asegurado, con este premio “he llorado hasta más que en 2017” y es que “no te imaginas la sensación hasta que pasa” y ves la acogida del público, “es algo que me llevo y no podré olvidar”.

“No me lo creía, fue una sensación extraña porque subes al escenario y no sabes qué va a pasar”, por lo que “me impactó más. No sabía si al público le iba a gustar” y quería “responder a la expectativa de mis seguidores”.

Había que arriesgarse y esperar que a la gente le gustase, y ver que efectivamente el público disfrutó del espectáculo “es algo maravilloso”, ha insistido.

Sethlas ha vuelto a llevar a lo más alto a este bailarín natural de Las Palmas de Gran Canaria, Borja Casillas, que tras un año de descanso de los escenarios ha regresado para hacer que el carnaval comiese de su fruto prohibido con la fantasía “Si la tentación es hermosa imagínate el pecado”.

Se trata de un diseño de Nelson Rodríguez y Adrián Castellano patrocinado por la Escuela de Hostelería Europea.

Drag Sethlas ha confesado que se encuentra “muy cansado y muy emocionado” y que apenas se cree aún su triunfo, ya que las primeras horas de la gala fueron frenéticas.

El número presentaba una propuesta artística que hizo vibrar el parque Santa Catalina, donde 6.000 personas respondieron al esfuerzo de las más de 25 personas que participaron en el espectáculo, con gritos y aplausos ininterrumpidos durante los tres minutos de escena.

En la preselección “escuché cómo el público respondía de una manera maravillosa y esa ha sido la mejor parte”.

Volver a recibir la banda y cetro de Drag Queen 2020 prepara a Borja Casillas y Drag Sethlas para un año que inicia “entusiasmado y más que preparado, con más ganas que nunca”.

Aunque sabe que será un reinado de mucha actividad, está deseando vivirlo con “más aprendizaje, viajes, gente nueva y el cariño del púbico”.

“Subirse a un escenario de la gala Drag es muy difícil” y ganar el título “es una sensación que solo se puede tener al actuar en el parque de Santa Catalina”.

Borja Casillas trabaja como profesor de Danzas Urbanas en Las Palmas de Gran Canaria, empleo que compaginará con su reinado y como representante Drag de Las Palmas de Gran Canaria, una ciudad que esta misma tarde podrá disfrutar de Sethlas en la Gran Cabalgata que recorrerá las principales vías de la ciudad a partir de las 18.00 horas.