Economía

La economía canaria sigue en la senda de la desaceleración

CEOE-Tenerife señala que los indicadores “no son optimistas” y que todo dependerá de las políticas públicas que se adopten ahora; advierte de que las subidas impositivas no ayudan

Imagen de la presentación del informe en la sede de CEOE-Tenerife. Fran Pallero
Imagen de la presentación del informe en la sede de CEOE-Tenerife. Fran Pallero

La desaceleración económica de Canarias es un hecho y depende de cómo se enfrenten los futuros retos nacionales e internacionales la situación irá a mejor o a peor. Esta es una de las conclusiones extraídas del informe de coyuntura económica de CEOE-Tenerife, correspondiente al cuarto trimestre de 2019 y que fue presentado ayer por el presidente de la Confederación, José Carlos Francisco.

Del documento se extrae que la situación económica no empeorará este año, pero que todo dependerá de cómo se actúe y de las medidas que se adopten. Según las previsiones de la patronal, el Archipiélago crecerá el 1,2% en 2020, mientras que para el conjunto de España llegará al 1,6%. Con este crecimiento, la estimación de creación de empleo se sitúa en 11.280, con lo que la tasa de paro se incrementará hasta el 19,18%.

Teniendo en cuenta estos datos, Francisco puso en “cuarentena” las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA), que apuntaban que en el último trimestre del año 2019 se crearon en las Islas más de 40.000 empleos. “Esta creación de empleo se corresponde con un crecimiento cercano al 3%, mientras que la economía canaria creció un 0,7% durante ese trimestre. Si CEOE-Tenerife tiene una previsión del 1,2% para 2020 y una generación, todo el año, de 11.000 empleos, no tiene explicación esta cifra”.

Para Francisco, la EPA no deja de ser una encuesta y, por ello, es más “fiable” el dato del INE del paro del mes de enero, que ya corrige el cifra del la EPA, puesto que, en un solo mes, las personas que cotizan a la seguridad social cayeron en las Islas en 11.629 personas.

El presidente de la patronal, achacó este dato a un “problema muestral” que se corregirá “seguramente cuando presenten los datos del primer trimestre del año el próximo 28 de abril. Ahí veremos las cifras reales y sabremos qué falló”. “Si estos datos fueran reales”, matizó José Miguel González, director de consultoría de Corporación 5, empresa que realiza el informe, “la productividad se habría hundido, y eso no ha ocurrido”.

Francisco señaló que los indicadores “no llaman al optimismo” y que, por ello, hay que esperar a las políticas públicas, aunque indicó que las perspectivas con subidas de impuestos, salario mínimo interprofesional y cero euros para inversión pública, “no ayudan”.

esquizofrénico

En este sentido, señaló que hay una contradicción entre el cuadro macroeconómico y las políticas del Gobierno central, pues “da la impresión de que hay una parte del Gobierno que reconoce, con sus propias previsiones, que el crecimiento será bajo, pero después hay otra parte del Gobierno que anuncia políticas típicas de un ciclo expansivo”. “Este Gobierno es un poco esquizofrénico, pero al final la economía es tozuda y se acabará imponiendo a los deseos políticos”, declaró Francisco.

Sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) señaló que prefiere esperar a tener más datos, “especialmente por la sensibilidad de este asunto”, pero recordó que “el SMI ya se subió en 2018 un 8%, en 2019, un 22%, y en 2020, se subirá un 5%. Tres subidas que suman casi el 32%, así que parece claro que habrá influido, pero nosotros queremos esperar a tener un informe específico sobre este asunto”.

El informe constata que el sector turístico ha sido el gran afectado por la coyuntura internacional a lo largo de 2019. La situación del brexit, la caída de Thomas Cook, la concienciación internacional sobre la huella de carbono o la ralentización de algunas economías europeas, son algunos de los motivos que han afectado a este sector en el último año, que ha motivado una caída de 448.921 turistas durante 2019, con respecto a 2018. Una cifra que se ha visto enriquecida por la buena marcha del turismo nacional, que se incrementó en 2019 el 13,14% con respecto a 2018.