santa cruz

El absentismo escolar crece en la capital por tercer curso consecutivo hasta el 14,5%

El área de Educación ya trabaja para frenar estas cifras con la contratación de dos psicólogos y la actuación directa en los centros con más casos
La suma de los casos asciende a 3.109 en todo el municipio. Sergio Méndez
La suma de los casos asciende a 3.109 en todo el municipio. Sergio Méndez
La suma de los casos asciende a 3.109 en todo el municipio. Sergio Méndez

El absentismo escolar se situó en el 14,5% de la población escolarizada en Santa Cruz en el curso 2018-2019, una cifra que, por tercer curso consecutivo, se ha incrementado, sumando 3.109 casos. En esta ocasión en más de un punto y medio con respecto al curso pasado cuando se registró un porcentaje del 13%, equivalente a 2.806 casos. Atendiendo a las cifras de los distritos, el del Suroeste es el que mayor absentismo, superando la media del municipio, con el 15,84%. En la misma situación se encuentra el de Anaga, que también presenta un porcentaje superior al 15%. Centro Ifara (3,09%) es el que menos porcentaje presenta, mientras que en Salud-La Salle es del 14,29% y en Ofra-Costa Sur es el 12,46%. En línea con estos porcentajes, el Suroeste es el distrito que más casos abiertos mantiene, con un porcentaje superior al 10%.
Santa Cruz, a diferencia de otros municipios, mide el absentismo también en la educación no obligatoria (FP e Infantil), lo que eleva el número de casos en seguimiento.

También, como aclara la edil de Educación, Elena Mateo, el porcentaje de faltas mensuales a partir del que se considera absentismo es el 15%, mientras que en otros municipios es del 30%. Precisamente esa medición permite observar que el mayor número de casos se da en la FP básica, donde llega hasta el 61%. En Secundaria el número de casos representa el 17%, mientras que en primaria e infantil es del 7%.

En cuanto a las causas, casi el 40% obedece a motivos familiares, y el 13% tienen que ver con el alumnado. La mayoría de los expedientes se cierran por una evolución favorable, pero también hay un número, casi 150, que se cierran porque se toman medidas protectoras con los menores.

El seguimiento de los casos que se hace en el curso actual refleja que más de la mitad han evolucionado positivamente, mientra que el 8% se mantiene en el misma situación o se agrava.

Para paliar esta situación el área que dirige Elena Mateo ya trabaja para reforzar el servicio. Así, el nuevo pliego recogerá la incorporación de cinco educadoras, un auxiliar y, como novedad, dos psicólogos que trabajarán de forma más intensa con las familias y los alumnos. Esto supone que de las seis personas que ahora trabajan en el servicio se pasa a ocho. “Además, se amplía la actuación a periodos no obligatorios de tres a seis años y a partir de la edad obligatoria de 16 años hasta la edad en la que finalicen la escolarización obligatoria”.

La edil entiende que se trata de un servicio que está muy consolidado y que necesita de un refuerzo en aspectos puntuales. “Vamos a reforzar, con medidas concretas, los centros en los que hemos detectado que se ha producido un repunte del absentismo”, añadió.

TE RECOMENDAMOS