Gran Canaria

Prisión por violar la cuarentena y amenazar con cortarle el cuello a un operario de una gasolinera

Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado a 4 meses de cárcel y una multa de 120 euros por desobediencia a la autoridad y amenazas

Juzgados de Las Palmas. | GOBIERNO DE CANARIAS

Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado a 4 meses de cárcel y una multa de 120 euros por desobediencia a la autoridad y amenazas a un hombre que incumplió la cuarentena decretada por el Covid-19 y amenazó con cortarle el cuello al empleado de una gasolinera.

En una sentencia derivada de un juicio rápido de conformidad celebrado este miércoles, el órgano judicial en funciones de guardia declara probado que sobre las 00.50 horas de este martes el acusado, cuando se encontraba en una gasolinera de la capital grancanaria, con la intención de causar miedo en su responsable, le dijo “te voy a cortar el cuello” al tiempo que, con idéntica intención, escupió en la mampara del establecimiento a través de la cual estaba siendo atendido.

Posteriormente, acudieron al establecimiento agentes de la Policía Nacional, quienes llamaron al orden al acusado y le pidieron que parase en su actitud y que volviera a su domicilio en cumplimiento de la orden de confinamiento.

“Lejos de seguir las indicaciones”, detalla el fallo difundido por el TSJC, “el acusado se mostró hostil en todo momento, negándose a acatar cualquiera de las indicaciones que le dieron, por lo que tuvo que ser acordada su detención”.

El acusado ha confesado los hechos y ha mostrado su conformidad para beneficiarse de una rebaja en la condena, que es firme.

Además de las condenas penales, la sentencia impone al acusado una orden de alejamiento tanto de la víctima como de la gasolinera.

La condena sólo se cumplirá si en el plazo de dos años el acusado vuelve a delinquir, ya que carece de antecedentes penales.