televisiÓn

Alexis Hernández: “El programa ‘Viva mi gente’ ha hecho realidad uno de mis sueños en la televisión”

El presentador y locutor, una de las voces y rostros más populares de la televisión y la radio en Canarias, cuenta con más de treinta años de experiencia, pero a mediados de marzo el mundo dio un vuelco y también su profesión.
Alexis Hernández presenta el nuevo programa 'Viva mi gente' cada sábado y domingo en Televisión Canaria. Foto: Jéssica Lourdes
Alexis Hernández presenta el nuevo programa 'Viva mi gente' cada sábado y domingo en Televisión Canaria. Foto: Jéssica Lourdes
Alexis Hernández presenta el nuevo programa ‘Viva mi gente’ cada sábado y domingo en Televisión Canaria. Foto: Jéssica Lourdes

El presentador y locutor Alexis Hernández, una de las voces y rostros más populares de la televisión y la radio en Canarias, cuenta con más de treinta años de experiencia, pero a mediados de marzo el mundo dio un vuelco y también su profesión. La crisis sanitaria internacional dejaba los platós vacíos de público y ante la necesidad de ofrecer a la audiencia nuevos contenidos, tanto informativos como de entretenimiento, las productoras se vieron obligadas a adaptarse rápidamente a las circunstancias y los presentadores a quedarse en casa. Ahora, desde su propio despacho, Alexis conduce Viva mi gente, un nuevo formato que se emite cada sábado y domingo, en torno a las 19:00 horas en Televisión Canaria, con redifusiones en diversos horarios y también disponible en el canal de YouTube del canal autonómico.

– Tras una enorme experiencia en radio y televisión, ha tocado reinventarse con motivo de las medidas de confinamiento, ¿cómo llega a tus manos este proyecto y con qué recursos logra salir adelante?

“Una llamada de mi querida Gladys Arteaga, gerente de una importante productora audiovisual, una tarde de marzo. Así empezó todo. Estaba ella y su gente diseñando un proyecto para ofrecer a Televisión Canaria en este período ante la necesidad de crear contenidos y quería conocer mi disponibilidad y si quería y podía participar presentándolo y aportando alguna idea para darle forma. La idea de trabajar en equipo nuevamente con ella, con Vanesa Bocanegra, Guaci Arteaga, Manu Pérez, Juan Antonio Luis, Dani Fumero y Nando Férez fue un añadido de mucho valor para mí. Originariamente iba a ser un programa presentado desde un plató, pero terminó siendo presentado desde casa dado que tenía que respetarse el confinamiento. Por suerte existía la posibilidad de grabarme yo mismo. Dispongo de un material básico de vídeo y audio, así que con un equipo mínimo (cámara, micrófono de solapa, kit básico de iluminación, equipo informático y acceso a internet) había que apañárselas, me las apañé y me las apaño”.

– ¿Te podías imaginar hace unos meses haciendo un programa desde tu propia casa?

“La verdad es que no. A lo mejor me rondaba la cabeza la idea de realizar entrevistas y presentaciones para televisión en sitios particulares, inusuales, con un pequeño equipo portátil —precisamente por eso tengo ese material— pero jamás pensé que desde casa pudiera utilizarlo y menos yo solo porque habitualmente estoy frente a las cámaras y alguien opera el vídeo y el audio. Menos mal que Juan Antonio me dio un curso intensivo, acelerado y telefónico para intentar gestionar yo solo la grabación. El ensayo-error nunca falla, pero con asesoramiento es más fácil, en casa y fuera de ella. También me sirve el encierro para aprender a grabar y editar”.

– ¿Cuál consideras que es el lado positivo de este nuevo modo de hacer televisión?

“Creo que demuestra el valor de los contenidos y la importancia relativa del medio. Éste puede variar, pero lo que prima es que el contenido aporte algo, sirva para algo y para alguien. Además, yo creo firmemente en la filosofía DIY (Do it Yourself), “Hazlo tú mismo” dicho en español; es una fantástica manera de aprender, superarte y avanzar sin depender al cien por cien de alguien. En el siglo XXI todo transcurre a una velocidad de vértigo y cada vez es más significativo no olvidar que lo que importa es el contenido porque los medios cada vez son más y mejores. Me encanta la tecnología y a raíz del coronavirus y el confinamiento se están poniendo al alcance de los particulares muchísimas posibilidades para hacer cosas, casi todo, telemáticamente. Hay que mejorar la calidad técnica para dignificar el producto, pero ya existe una forma de hacer radio y televisión que se genera desde el individuo de manera libre. No todo vale y no todo el mundo llega, pero, aunque no venga a desplazar a las grandes producciones, productoras y platós de televisión y estudios de radio, es un material válido en muchos casos y con su público garantizado. Internet y las redes sociales por suerte han democratizado la libre expresión, aunque por desgracia, también la estupidez”.

Viva mi gente está sirviendo de ventana a numerosos artistas musicales, muchos reconocidos y habituales en los escenarios, pero también otros talentos menos populares y con mucho que ofrecer…

“Este programa es una bendición para los artistas conocidos, pero sobre todo para los que vamos descubriendo. Nació en las actuales circunstancias adversas, pero demuestra que hay una cantidad ingente de talento que necesita ser visualizado en los medios públicos oficiales tanto en radio, televisión y prensa. Ese ha sido mi empeño desde el minuto uno en mi casa Radio Televisión Canaria. Yo creo en Canarias y su talento, entre otros, musical; folclore, pop, rock, hip-hop, reggae, cantautores, boleristas… Si algo positivo tiene para mí este Viva mi gente (que ya hacía y hago en Canarias Radio) es que me ha permitido hacer realidad, de una manera inesperada, a través de la televisión uno de mis más destacados sueños profesionales: presentar en Televisión Canaria un programa en el que combinando entrevistas y actuaciones pueda dar a conocer a la infinidad de grupos y solistas de todos los estilos que hay en esta tierra. Viva mi gente en la televisión siempre ha sido mi sueño. Quién sabe si después del coronavirus puedo continuarlo en condiciones más favorables, en un plató de televisión con mejores condiciones”.

– Cabe destacar el relevante peso que tienen en el programa los contenidos exclusivos y en primicia que ofrece cada edición de Viva mi gente…

La mayoría de los grupos y artistas profesionales a los que he solicitado su participación con contenidos exclusivos para estrenar en el programa, se han volcado y lo han hecho en tiempo récord sin escatimar en esfuerzo. Tengo con todos ellos y ellas una relación estrecha desde hace tiempo en la radio, prensa y televisión. Crear en estas circunstancias es difícil y además lo han hecho con el compromiso de no difundir el material por las redes antes de la emisión del programa. Esa ha sido y es una máxima para no ser un programa de “vídeos de internet”, eso es otro formato; todos los profesionales respetan ese pacto porque entienden que a las redes llega cualquiera cuando quiera, pero a la televisión, no. Y yo por mi parte, con todos ellos y ellas, al fin del mundo como agradecimiento por esa fidelidad y confianza. Se han presentado auténticas joyas en el programa: composiciones con videoclip ex profeso como el “Quédate en casa” de David Amador y Ni un pelo de tonto; Chago Melián con José Manuel Ramos, estrenaron unas folías inéditas que serán parte del próximo espectáculo y disco de Chago; Juan Mesa con más de quince artistas estrenarán su nueva canción “Sana, sana, culito de rana” este domingo en el programa número diez; Mono Shao estrenó un tema para nosotros; el dúo Renassencia presentando su primer trabajo con nosotros en exclusiva; Fernando Cruz interpretando en formato acústico por primera vez un tema de su propia cosecha… Todos han creado en exclusiva para el programa grabaciones y la mayoría se han estrenado apareciendo y actuando por primera vez en este medio”.

– Además de la música, que tiene un gran protagonismo en Viva mi gente, otras disciplinas artísticas tienen cabida en este nuevo formato que se ha consolidado en la parrilla de Televisión Canaria del fin de semana…

“Sí, por supuesto. Sin ir más lejos, en el programa 10 que se emite este domingo, el fenomenal artista plástico y profesor de Bellas Artes Rubén Armiche, nos regala desde El Hierro en menos de tres minutos un retrato realizado en tiempo real y en exclusiva para el programa de Valentina la de Sabinosa con su actuación en el Tenderete de Nanino de fondo. Nos ha dejado boquiabiertos al equipo al completo y viene a demostrar que Viva mi gente en Televisión Canaria tiene recorrido, si se quiere, mostrando el talento de los creadores en cualquier disciplina”.

– El humor también tiene un papel relevante en Viva mi gente, a través de la participación de figuras consolidadas en el panorama regional, ¿qué importancia crees que tiene en estos momentos no perder la sonrisa?

“Los humoristas profesionales han tenido que reinventarse y creo que con buena nota. Hacer reír sin público y con la frialdad del objetivo de una cámara en el más estricto silencio y en soledad, no es tarea fácil. Por suerte contamos con el talento y la profesionalidad de todos ellos y nos aportan momentos muy importantes para la audiencia. Son de gran valor y los respeto y admiro mucho por conseguir transmitir alegría a pesar de las circunstancias en las que tienen que hacerlo. Sin duda, son grandes profesionales a los que necesitamos en el programa, ahora más que nunca. También quiero destacar la participación no profesional de niños y niñas que nos envían sus chistes; son auténticas bocanadas de aire fresco que airean los contenidos. Su inocencia y su desparpajo natural, son guindas de buen humor que completan el espíritu del programa y su función social. Hemos descubierto lo imprescindibles que son para todos”.

– ¿Crees que los programas hechos desde casa y con contenidos aportados por el público tendrán futuro más allá del confinamiento?

“Puede que sí pero no todo vale porque para eso ya están las redes sociales a las que accede quien quiere y publica casi lo que quiere. La mejora de calidad técnica en las grabaciones y la ejecución profesional de quienes protagonicen los contenidos marcará la diferencia. El contenido que se ofrezca, y esto vale para todos medios y todos los formatos, deber ser de calidad, debe aportar algo a quien lo ve y oye. Si no vale la pena verlo, nadie lo verá y morirá como nació, en silencio. Si alguien está dispuesto a pagar para verlo, entonces será porque está bien hecho y vale la pena verlo. Producir con los costes cubiertos es fácil y nada exigente, si no te juegas nada no te exiges nada. Cuando todo depende del ingenio y la profesionalidad, la cosa cambia. Si las personas decidieran lo que se emite pagando por los contenidos que consumen, muchos contenidos desaparecerían de las parrillas de programación”.

TE PUEDE INTERESAR