economía

Canarias camina hacia un escenario con el verano sin turistas extranjeros

Madrid estudia restringir las fronteras hasta las puertas del otoño y el Gobierno canario reduce aún más las conexiones aéreas
Playas completamente vacías es la imagen de esta Semana Santa en Canarias. S.M.
Playas completamente vacías es la      imagen de esta Semana Santa en Canarias. S.M.
Playas completamente vacías es la imagen de esta Semana Santa en Canarias. S.M.

Agencias / M.F.

La temporada de Semana Santa está ya perdida en Canarias. Hoteles cerrados, playas vacías y aeropuertos sin pasajeros. Pero la intención de los hoteleros es salvar el verano lo mejor posible. No obstante, el Gobierno, según avanzó ayer el diario ABC, podría preparar otro escenario: cerrar las fronteras e impedir la entrada de turistas extranjeros durante los próximos meses. Esta posibilidad también incluiría restricciones en el transporte del turismo nacional. Una decisión que prolongará aún más la agonía del sector que lleva desde el 26 de marzo con los hoteles cerrados.

La crisis sanitaria y la baja ocupación han obligado a restringir aún más las conexiones aéreas de Canarias con la Península, que se limitarán a varios vuelos semanales con Madrid, Barcelona y Sevilla, destacó ayer en un comunicado de la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda.

Para incrementar las medidas de control y limitación de la expansión del Covid-19, el consejero del área, Sebastián Franquis, negoció con las aerolíneas implicadas nuevas restricciones en las conexiones aéreas con la Península, que dejarán de tener frecuencia diaria con Madrid y Barcelona, para pasar a nueve conexiones con 25 vuelos por sentido semanales.

La propuesta negociada por Franquis también adapta la oferta de vuelos a la demanda real de los viajeros que han seguido utilizando el avión en las últimas semanas. Hasta la fecha había en activo seis conexiones diarias (suman 42 vuelos semanales por sentido) desde Gran Canaria y Tenerife, y nueve conexiones semanales (26 vuelos por sentido en total) desde otras Islas, 68 vuelos con destino a la Península cada semana.

Con las nuevas restricciones se aplica una reducción de 43 vuelos semanales por sentido con la Península y se deja de cubrir la ruta con Bilbao a partir de la próxima semana. La propuesta del Gobierno canario fue consensuada por Franquis con las aerolíneas interesadas en cubrir esas rutas, una negociación en la que también se acordó que el aeropuerto de La Palma se quedara fuera de esas conexiones.

Según los datos de viajeros de la Consejería, la media diaria en los vuelos de llegada y destino a la Península en marzo de 2019 era de 10.622 y, desde la declaración del estado de alarma, la cifra se redujo a 254 viajeros en los seis aeropuertos canarios aún operativos.

La caída de ocupación es de 10.368 pasajeros diarios, un 97,6% menos con respecto a los mismos días del mismo periodo de 2019. Por aeropuertos y del 1 al 7 de abril, la media diaria de pasajeros procedentes o con destino a la Península fue en el aeropuerto de Gran Canaria de 138 viajeros; en Tenerife Norte, 77; Tenerife Sur, ocho; Lanzarote, 17; Fuerteventura, 11, y en La Palma, dos.

TE PUEDE INTERESAR