fútbol femenino

Los banquillos, una silla eléctrica para los tres equipos tinerfeños

La UDG Tenerife Egatesa y UD Tacuense han tenido tres inquilinos, mientras en el filial del club sureño se han sentado dos técnicos hasta el momento que se paró la competición
David Amaral no pudo completar su trabajo al frente de la UDG Tenerife Egatesa./Sergio Méndez

Un total de ocho entrenadores se han sentado en lo que va de curso en los banquillos de los representantes femeninos tinerfeños en categoría nacional: UDG Tenerife Egatesa (3) de la Primera Iberdrola, UD Tacuense (3) y UDG Tenerife DKV (2), encuadrados en el grupo sur de la Primera Iberdrola. Los malos resultados de los tres equipos en las primeras jornadas de competición más problemas internos han sido el desencadenante de este baile de entrenadores en los banquillos de los conjuntos de Tenerife hasta el momento que se paró la competición con motivo de la crisis sanitaria del Covid-19.

El curso más convulso
Así se podría calificar lo que ha acontecido hasta la fecha en el primer representativo del fútbol femenino canario, la UDG Tenerife Egatesa. Todo era ilusión desbordante allá por el mes de mayo cuando fue presentado un entrenador de campanillas, David Amaral, que cogía las riendas del Egatesa. Un técnico curtido en mil y una batallas que llegaba para aportar toda su experiencia por numerosos banquillos del fútbol nacional. Con el técnico de Arico, y con el transcurso de las jornadas, una combinación explosiva se instaló en el día a día colocó del club de Granadilla: los malos resultados y problemas de índole interno que derivaron en un motín de la primera plantilla contra el entrenador por algunas decisiones que no gustaron al núcleo duro del vestuario. El resultado es que una de las capitanas, Cindy García fue denigrada a jugar con el filial porque David Amaral no la quería ni ver en pintura. Tras la honrosa derrota ante el Barça (3-1), el entrenador tinerfeño fue destituido por los malos resultados, y en el fondo, por no adaptarse a la idiosincrasia de un vestuario femenino. Tras el parón navideño cogió las riendas el segundo de David, Ayoze Díaz, que duró en el eléctrico banquillo de la UDG Tenerife Egatesa dos partidos: Sporting de Huelva (1-3) y Sevilla (1-0). Pocas horas después, Ayoze presentaba su renuncia por considerar que la Directiva especuló con su trabajo en busca de mejores resultados. El coordinador del club, Antonio González, se hizo con las riendas para el partido ante el Logroño en La Rioja y que acabó con empate (1-1). Unas horas después, el club que preside Sergio Batista firmaba a su actual entrenador, Francis Díaz, con el que el equipo sureño está logrando sus mejores resultados en lo que va disputado de curso.

Cara y cruz
Los equipos tinerfeños de la Reto Iberdrola, Tacuense y UDG Tenerife DKV, tampoco pudieron mantener a los entrenadores que arrancaron la temporada: Jorge Pérez y Enrique Castro. Tras estos cambios, el Tacuense sigue en descenso, pero en el filial si ha surtido efecto el relevo porque de la mano de Antonio González la permanencia está en el bolsillo. El cuadro de Taco, que se ha movido siempre en posiciones de descenso, empezó con Jorge Pérez, el cual fue destituido el 15 de octubre del año pasado. Su relevo fue Jorge Juan Castro, que dejó el puesto de primer entrenador en los primeros días del nuevo año. Abraham García cogió la riendas unos días después hasta la fecha. Entre la salida y entrada de los entrenadores, el equipo lagunero tuvo dos interinos: Juan Pilili que sentó ante el Granada e Iván Moreno que lo hizo frente al Santa Teresa. Por último, el filial empezó con Enrique Castro, el entrenador del ascenso, pero los malos resultados acabaron con sus días en el banquillo. Lo sustituyó Antonio González hasta la fecha.

TE PUEDE INTERESAR