coronavirus

“Canarias quiere ser el laboratorio del Estado para salir del virus”

El presidente Torres recuerda que en La Graciosa sus 400 habitantes permanecen confinados sin haberse registrado un caso positivo
VIDEOCONFERENCIA PRESIDENTES AUTONÓMICOS
El presidente canario, Ángel Víctor Torres, participó el domingo en la videoconferencia de presidentas y presidentes autonómicos convocada por Pedro Sánchez. TWITTER @PRESICAN

Diario de Avisos/Agencias

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, pidió ayer que se tenga en cuenta la situación sanitaria derivada del coronavirus existente hoy en día en el Archipiélago y que, en consecuencia, se pueda suavizar el confinamiento en aquellas islas con pocas personas contagiadas.

Para ejemplificar su solicitud, Torres indicó que hay que tener en cuenta realidades como la actual en La Graciosa, donde no hay ninguna persona infectada, o también la de El Hierro, con muy pocos (tres), y hace ya días que no se registran nuevos contagios. En situación parecida se encuentra La Gomera, con solo ocho casos acumulados, a pesar de que fue en Hermigua donde se produjo el primer positivo en España por esta pandemia a cuenta de un turista alemán que había tenido contacto con una persona recién llegada de China.

Ante la evidencia de estos números, Torres solicitó que, a partir del 26 de abril, se estudie la posibilidad de recuperar la normalidad, aunque ha reconocido la dificultad de que se tomen decisiones diferentes para cada comunidad autónoma en pleno estado de alarma, ya que está centralizado en el Gobierno de España este tipo de decisiones y hacer excepciones sin duda estimularía las reclamaciones procedentes de otras regiones como el País Vasco y, desde luego, Cataluña, cuyo actual presidente autonómico es el separatista Quim Torra.

En declaraciones de Torres a DIARIO DE AVISOS realizadas anoche, el presidente regional detalló que Pedro Sánchez ha tomado en consideración la posibilidad de que en islas como las tres citadas se pueda iniciar la llamada desescalada a partir del 26 de abril con medidas como “poder ir a trabajar, reactivar el comercio interno y hasta viajes entre esas islas”. No en balde, “Canarias podría ser para España el laboratorio ideal, por nuestra condición de islas, para comprobar cuál es la mejor vía para retornar a la normalidad. Además, contamos con un paraíso como es el único territorio nacional libre de la pandemia: La Graciosa”, añadió. Eso sí, “no podemos ir más rápido de lo que podemos ir”, reconoció el presidente canario.

De acuerdo con los datos publicados por la Consejería de Sanidad ayer, Torres se congratuló porque la tendencia siga a la baja en cuanto al aumento de contagios, que fueron 27 en las últimas 24 horas, pero siempre con el pesar propio ante los cinco nuevos fallecimiento en las Islas y, por supuesto, animando a los canarios a seguir cumpliendo con el aislamiento como hasta ahora.

Como es natural, la actualidad también pasa por los estudios, actualmente en marcha para prepararse ante el inevitable declive económico que está causando la pandemia por el coronavirus, y Torres no fue ajeno ayer a ello.

En particular, el también secretario general del PSOE en el Archipiélago volvió a referirse al endeudamiento como una de las claves para sobrellevar, de la mejor manera posible, una crisis de la gravedad que atesora la que nos ocupa.

Hay que pensar “en el día después” y estar preparados para ello, recordó el presidente autonómico, quien defendió que Canarias es la comunidad más afectada por el parón de la actividad, pues su sector turístico registra en estas fechas los mayores ingresos del año y un repunte en el empleo.

Precisamente, la primera entrega de los datos sobre desempleo en España después de aprobarse el estado de alarma confirman la tesis de Torres, por cuanto Canarias fue la comunidad donde se destruyeron más puestos de trabajo de toda España, con un aumento del 6,5% del paro.

Por si fuera poco, el restablecimiento del turismo, imprescindible para cualquier atisbo de recuperación económica, nunca será inmediata por mucho que las Islas superen antes la pandemia, dado el carácter global de la misma. En concreto, Ángel Víctor Torres cifró en unos 800 millones de euros el endeudamiento que necesita una comunidad autónoma como Canarias para hacer frente al desplome económico ya en curso.

plan extraordinario

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres. reclamó ayer al Estado un plan de choque extraordinario para la recuperación turística en las Islas, que pueden pasar de 16 a 5 millones de turistas este año, a la par que solicitó que se amplíe en el Archipiélago la aplicación de los Expedientes de regulación temporal de Empleo, los ahora famosos ERTE.

Estas son parte de las demandas que planteó el jefe del Ejecutivo canario al presidente Pedro Sánchez en la reunión telemática con todos los máximos responsables de las comunidades autonómicas para exponer la prórroga del estado de alarma, que se prorrogará hasta el próximo 26 de abril.

Torres defendió ayer esta medida al tiempo que abogó igualmente que se consideren medidas específicas para Canarias, como permitir la posibilidad de endeudamiento porque, añadió, en un índice de afectación económica por coronavirus, las Islas estarán situadas en cabeza, con 140 puntos frente a la media de cien del resto de regiones.

En una entrevista con DIARIO DE AVISOS publicada ayer, el vicepresidente canario, Román Rodríguez, manifestó que el impacto sobre la economía canaria de esta pandemia será, en su conjunto, equivalente a entre 15 y 20 puntos del Producto Interior Bruto (PIB) de las Islas, o, lo que es lo mismo, de entre 7.000 y 10.000 millones de euros.

TE PUEDE INTERESAR