crisis coronavirus

Canarias presenta su fórmula para paliar el embate económico

El Gobierno regional dio a conocer ayer el Pacto para la Reactivación Social y Económica, un documento que espera matizar para su rúbrica a final de mes; supera los 14.000 millones
El jefe del Ejecutivo canario destacó que será necesario contar con colaboración de la iniciativa privada para contrarrestar los 1.500 millones que se recaudarán de menos este año. Fran Pallero

Y fue en la jornada del Día de los Trabajadores más atípica que se recuerda cuando el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, presentó el borrador del plan de reconstrucción para la comunidad autónoma. Una propuesta titulada Pacto para la Reactivación Social y Económica de las Islas que fue entregada ayer a los principales actores implicados, en la que pretende ser una estrategia conjunta y coordinada para recuperar el empleo que pende de un hilo tras este periodo de crisis derivado de la aparición del coronavirus, y que ha herido fuertemente al motor de la economía isleña: el turismo.

Esta circunstancia, la de no poder recibir visitantes por llevar las conexiones aéreas y marítimas a su mínima esencia como medio de prevención, nos ha convertido en la comunidad que mayores daños colaterales está recibiendo en el Estado por una enfermedad que, sin embargo, apenas ha cobrado notoriedad comparada con otros territorios. Y es que el 35% del PIB del Archipiélago depende, directa o indirectamente, de este sector productivo, al igual que el 40% de los empleos, que también poseen vínculos con el mismo.

Es por ello que el Ejecutivo canario ha tendido la mano a los partidos con representación parlamentaria, a las federaciones de cabildos y ayuntamientos, a las organizaciones empresariales y sindicales más representativas, y a los representantes del llamado Tercer Sector, para configurar un plan que, tal y como anunció Torres, deberá contar también con apoyo de la iniciativa privada para salir adelante con éxito. En concreto, la cifra estimada que anunció la institución autonómica supondría un salvavidas de 14.249 millones de euros para el presente año, cuya aportación se dividiría entre el Estado (5.537) y Canarias (8.712).

De otra parte, el presidente adelantó que, debido a la reducción que experimentará la recaudación, “habrá que hacer un esfuerzo” para buscar los 1.500 millones de diferencia entre las estimaciones de a cuánto podrá ascender el presupuesto regional y la cantidad necesaria para afrontar el embate económico. Así pues, tras haber mantenido más de 30 reuniones desde el pasado 16 marzo con los colectivos anteriormente mecionados, el Gobierno todavía espera perfilar aún más, si cabe, el documento, para finalmente recibir luz verde en torno a otra fecha muy señalada en el calendario: el 30 de mayo, Día de Canarias.

Los cinco pilares básicos del pacto, de acuerdo al borrador publicado ayer serán, en primer lugar, “el mantenimiento de los servicios públicos esenciales”, entendiendo que se trata de la educación, sanidad y los derechos sociales. En segundo término, los firmantes del acuerdo expresarían su conformidad a reforzar “las capacidades sanitarias y sociosanitarias”. Como tercer punto, se incluye “la atención y el apoyo a las personas vulnerables” que, entienden, “serán las primeras víctimas de esta crisis y las que requieran mayor dedicación por parte de las autoridades públicas”. En cuarto lugar, “el mantenimiento y recuperación del empleo”. Y como quinto elemento, “el impulso de la actividad económica para devolver cuanto antes a Canarias a la dinámica de prosperidad compartida”.

Un conjunto de fórmulas que, aunando esfuerzos tanto del Estado, como de las corporaciones locales y la administración regional, pretende dejar atrás un periodo sombrío que apenas está empezando.

TE PUEDE INTERESAR