Fútbol

El fútbol puede con la Covid-19

Tras dos meses de parón, volvió el fútbol con la Bundesliga: campos vacíos, mascarillas, sin abrazos, distancia entre los integrantes del banquillo y Haaland que hizo el primer gol post pandemia

Haaland fue el autor del primer gol de la Bundesliga en su regreso tras la crisis del coronavirus. /Twitter

Una de las cinco grandes ligas europeas, la Bundesliga, se reanudó este fin de semana con la disputa de seis partidos que abrieron el fuego tras un parón de 66 días tras la crisis sanitaria del Coronavirus. Un fútbol que en poco se parece al de siempre: campos vacíos, distancia de seguridad en el calentamiento y en el banquillo, sin abrazos tras un gol o desinfección de los balones, que contó con un sinfín de peculiaridades por la situación tan excepcional.

Una jornada 26 de la Liga alemana que tendrá continuación hoy y mañana con tres partidos más, incluyendo el que juega esta tarde el líder Bayern de Múnich en el campo del Unión Berlín. Hasta antes del parón, 8 de marzo, el equipo bávaro aventaja en cuatro puntos al Borussia de Dortmund, aunque hoy se despertó a un solo punto tras la victoria ayer de la escuadra de Ruhr. El Borussia Dortmund celebró su victoria por 4-0 ante el Schalke ante la curva sur del Signas Iduna Park, como un homenaje a la afición ausente.

No podía ser otro

Y como se podía esperar, el goleador noruego, y pretendido por el Real Madrid, Erling Braut Haaland logró el primer gol post-Covid-19 en el choque que jugó el Borussia de Dortmund ante el Schalke 04 del tinerfeño Omar Mascarell, que no fue de la partida porque se restablece de una lesión. El delantero nórdico festejó el primer tanto separado de sus compañeros y con un baile a distancia con el madridista Achraf Hakimi. Corría el minuto 29 de la primera parte, cuando Haaland aprovechó un gran desborde y mejor centro de Thorgan Hazard. El noruego no tuvo problemas para disparar con su bota izquierda y así marcar el 1-0.

Volvió la Bundesliga y volvieron los goles de Haaland, que se estrenó sumando su décimo gol en la liga alemana. Un gol cargado de emotividad y esperanza para el fútbol español, inglés e italiano, los próximos grandes que se lanzarán al ruedo para lidiar con la Covid-19.
Por contra, la Ligue-1 francesa fue cancelada proclamando campeón al PSG.

La vuelta más cerca

LaLiga Santander aún no tiene fecha de inicio pero se especula que podría ser el fin de semana del 19 de junio, aunque el deseo de Javier Tebas, presidente de LaLiga, es la del 12. Una semana antes. Esta fecha no cuenta con el apoyo de los futbolistas que estiman precipitada por los pocos entrenamientos y el riesgo de lesiones si no se lleva a cabo una preparación adecuada. Futbolistas con pedigrí como Gerard Piqué, Sergio Ramos o el propio sindicato de futbolistas (AFE) no tienen nada claro la fecha en la que se reanude la competición. Lo que es seguro que el viernes 19 o 26 del próximo mes volverá a rodar el balón en el fútbol profesional español tras un largo parón. El próximo paso es dejar los entrenamientos individualizados y poder entrenar en grupo con un cupo no superior a ocho jugadores. Ya será a finales de mes cuando los futbolistas podrán entrenar con todos los integrantes de la plantilla y cuerpo técnico, aunque sin descuidar el protocolo diseñado por el Ministerio de Sanidad para que no haya un repunte de la pandemia con los test de la Covid-19 a futbolistas, cuerpo técnico y personal que trabaja con la plantilla.

A puerta cerrada

Los más perjudicados serán los aficionados que no podrán ir a ver al equipo de sus amores porque todos los partidos se jugarán a puerta cerrada. La presencia de público está en el aire los próximos meses porque hasta que no haya una vacuna que acabe con la pandemia será muy dificíl el fútbol, o cualquier otro deporte, con aficionados. La televisión será testigo directo y único de lo que suceda en los campos del fútbol español.

El inicio de la Bundesliga es una bocanada de aire fresco para un fútbol español del que muchos dudaban que se pudiera reanudar. Para ser justo, uno de los que apostó fuerte por la vuelta del fútbol fue Javier Tebas, y cada día que pasa esa posibilidad se hace real. LaLiga Santander y LaLiga SmartBank fueron suspendidas el pasado 13 de marzo con el Barça como líder de Primera distanciado en dos puntos del Real Madrid, y el Cádiz de Segunda con un punto más que el segundo clasificado, el Zaragoza, a falta de once jornadas en ambas categorías.

‘Grandes’ Ligas

La ruta para la vuelta de la Premier League se despejó el pasado lunes cuando el gobierno británico anunció que el deporte profesional podrá reanudarse en Inglaterra a partir de junio si no se registra un nuevo repunte en contagios del coronavirus.

La Premier estudia reanudar su campeonato el próximo 1 de junio, concluirlo en julio y comenzar la temporada 2020-21 el próximo 8 de agosto, para evitar las posibles demandas por incumplimiento de sus contratos televisivos. La Premier League se suspendió el pasado 13 de marzo, en un principio hasta el 4 de abril y, luego, fue pospuesta hasta el 30 de abril. En el momento del aplazamiento, el Liverpool lideraba el torneo con 25 puntos de ventaja, y un partido disputado más que el Manchester City, a falta de nueve jornadas.En caso de que el fútbol inglés no se pudiera reanudar, ya se comunicó por parte de la Premier que el campeón sería el Liverpool por su amplia diferencia de puntos con el inmediato perseguidor.

Mientras, la cúpula directiva del fútbol italiano pidió el pasado viernes al Gobierno que apruebe un protocolo sanitario para la reanudación de la actividad deportiva que sea menos estricto, al considerar que algunos de los requisitos actuales son “difíciles de cumplir”. Como señala El Español, el punto que generó más dudas en los clubes de la Serie A es el que prevé que todo el equipo respete quince días de cuarentena si se da un caso de positivo por coronavirus durante la concentración. Los equipos de la liga italiana volverán mañana a entrenar en grupo en unos centros deportivos blindados, después de que reanudaran el 4 de mayo las sesiones de entrenamiento individual. La Serie A apunta a volver el próximo 13 de junio, reanudándose así el Calcio para que se puedan disputar las doce jornadas que faltan para el final de la temporada 2019/2020. Italia ha sido uno de los países que más ha sufrido la pandemia durante los últimos meses. Fue el pasado 9 de marzo cuando la Serie A echó el cierre. La liga italiana se paró con la Juventus de Turín como líder de la clasificación después de haberse disputado 26 jornadas, con la Lazio a tan solo un punto de diferencia y con el Inter de Milán en la tercera posición, a nueve puntos de la Vecchia Signora.

Ligas ‘menores’

La liga portuguesa anunció el pasado miércoles que retrasará su reinicio de la temporada hasta el próximo 4 de junio con el Oporto líder y el Benfica pisándole los talones, mientras que la Eredivisie holandesa fue suspendida y no se proclamó ningún campeón. Ajax de Ámsterdam y AZ Alkmaar eran colíderes de la clasificación, empatados a puntos a falta de nueve jornadas para concluir la competición.La Liga belga también fue cancelada pero a diferencia de su vecino, el Brujas fue proclamado campeón. Por su parte, la competición en Rusia se reanudará el próximo 21
de junio, según decidió el pasado viernes la Unión de Fútbol de Rusia (UFR) con el Zenit de San Petersburgo como líder destacado.

Las normas que no cumplieron en la Bundesliga: Choques de manos, besos y mucho contacto
El reinicio de la Bundesliga dejó imágenes cuanto menos chocantes. Gradas vacías, un puñado de periodistas, mascarillas en los banquillos, separación en ellos de dos metros… Hay una retahila de normas a seguir para que el fútbol pueda mantenerse en plena pandemia. Muchas se cumplieron como se vio durante la retransmisión de los primeros partidos. Otras que pasaron desapercibidas también. Se vieron momentos en los que los futbolistas, inconscientemente, no cumplieron algunas normas. En el Dortmund- Schalke, por ejemplo, se vio a dos jugadores saludarse con la mano en el banquillo cuando está prohibido. También Matondo, futbolista del Schalke, dio la mano a Achraf Hakimi, del Dortmund, para disculparse por una patada. Al final del partido chocaron sus manos. En otro partido, un futbolista del Hertha de Berlín, Dedryck Boyata, besaba en el rostro a su compañero Marko Grujic mientras le agarraba con las dos manos la cabeza. Un gesto cariñoso tras el pitido de la primera parte que está prohibido en estos tiempos. La culpa, claramente, no es de los jugadores. Se vio en todos los partidos que se esforzaron al máximo para cumplir el protocolo establecido por las autoridades.