Otras coordenadas

El telón de acero del virus

El reciente 9 de mayo fue el 70 aniversario de la Unión Europea, con la firma del Plan Schuman de 1950 en París, por sus seis fundadores, Francia, Alemania, Italia, Holanda , Bélgica y Luxemburgo. Sobre las ruinas de Europa en la II Guerra Mundial. Iniciaron la UE, Francia, Robert Schuman (1886-1963), Alemania, Konrad Adenauer […]

El reciente 9 de mayo fue el 70 aniversario de la Unión Europea, con la firma del Plan Schuman de 1950 en París, por sus seis fundadores, Francia, Alemania, Italia, Holanda , Bélgica y Luxemburgo. Sobre las ruinas de Europa en la II Guerra Mundial. Iniciaron la UE, Francia, Robert Schuman (1886-1963), Alemania, Konrad Adenauer (1876-1967) e Italia , Alcide De Gaspari ( 1881-1954), tres católicos y demócrata -cristiano liberales.
El 10 de mayo fue el 75 aniversario del día de la Victoria en Europa, y la rendición del Japón el 2 de septiembre, mientras se firmaba en San Francisco la Carta de las Naciones Unidas marco de la ONU, aperturada el 24 de Octubre de 1945 en Nueva York, con 51 países hoy 193. El 24 de Enero fue el 55 aniversario de la muerte de Winston Churchill (1874-1965), el político más importante del siglo XX, que ganó la II Guerra con Roosevelt y Stalin, a Hitler y el Japón. Es Premio Nóbel de Literatura de 1953, por su obra histórica y oratoria. En 1946, intervino en EE.UU., denunciando el Telón de Acero de la URSS en Europa. El mundo fracturado de la guerra fría, entre las democracias liberales y el comunismo, que dio pie a la OTAN en 1949.
Churchill y Truman impulsaron entre 1945 y el 48 el Plan Marshall para Europa, reconstruyendo sus economías amenazadas por el comunismo de la URSS, contra las democracias liberales. En el 46 decía Churchill en Zúrich, que Europa era fruto del cristianismo y de la ética cristiana y en el 47, desde el Albert Hall de Londres, apostaba por incorporarse a la familia europea. Principios que asumieron los padres fundadores de Europa, Schuman, Adenauer y De Gaspari, como relata el primero en Por Europa, donde la democracia debe su existencia al cristianismo, apoya la dignidad de la persona, su libertad individual, el respeto a los derechos de cada uno y la fraternidad de todos; que recogió la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de la ONU, en 1948.
El shock del virus nos enfrenta a un nuevo Telón de Acero, con problemas viejos y nuevos, donde Europa debe reconstruir sus democracias liberales, atacadas por los neocomunismos y los nacionalismos. Aparecen tensiones renovadas entre Norte y Sur, entre Este y Oeste, entre ricos y pobres, los fundadores y los nuevos, atlantistas y continentales, católicos y protestantes, cristianos e islamistas. Conflictos entre el multiculturalismo adjetivo y el pluralismo democrático. Europa se ha desconfigurado, como señala Fukuyama el defensor del fin de la historia, en su última obra Identidad; cuando no reconocemos sus raíces culturales y valores cristianos, base de la democracia liberal.
El espacio común europeo de las cuatro libertades queda fracturado por el nuevo telón de acero del virus, mercancías, capitales, servicios y personas. El Reino Unido con el brexit sale de la UE, al no aceptar la libertad de personas, que ahora está suprimida para todos. La nación unifica sanidad, educación, seguridad, defensa y ley, confirmando que es su espacio natural, ámbito que exige lealtad y corresponsabilidad, que no se ejercen desde las autonomías, ni demandan desde Madrid. El Telón del Virus nos enfrenta a una contracción del PIB 2020, en torno al 20%, 30% en Canarias, que situará al 50% de la población en dependencia directa del estado, con imposibilidad para mantener las pensiones y el empleo público y políticos innecesarios. Situados ya en la intervención europea, es obligado evitar el desplome de la oferta, que obliga a apoyar a la empresa en su “desescalado” económico, garantizando al tiempo la cobertura básica de todos. Un telón de acero que se levanta ante la improvisación, la falta de ciencia y rigor, las derivas contra la libertad y la democracia. La nación fracturada por un Gobierno bloqueado, en conflicto entre sus encrucijadas nacionalistas y posición en Europa. Reabrir Schengen ya.