Venezuela

Estados Unidos acusará por narcotráfico a la esposa de Maduro, Cilia Flores

Uno de sus guardaespaldas, Yazenky Lamas, fue detenido en Colombia y extraditado al país norteamericano, donde ha ofrecido pruebas incriminatorias contra la primera dama venezolana

Nicolás Maduro y Cilia Flores. EP
Nicolás Maduro y Cilia Flores. EP

La Fiscalía de Estados Unidos presentará cargos por narcotráfico contra Cilia Flores, la esposa del presidente venezolano Nicolás Maduro, según informó este miércoles Reuters. Esta agencia sostiene que el Ministerio Fiscal estadounidense tiene pruebas del beneficio económico que ha obtenido Flores a través de la venta de cocaína.

No es la primera vez que la familia de Maduro y su esposa se ve envuelta en problemas judiciales con Estados Unidos. Dos sobrinos de esta última, Efraín Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, fueron condenados en 2017 a 18 años de prisión en Nueva York por tráfico de cocaína.

Un año antes, en 2016, uno de los guardaespaldas de la primera dama venezolana, Yazenky Lamas, también fue detenido, esta vez en Colombia, y extraditado al país norteamericano. Según la citada agencia, Lamas estaría ahora colaborando con la justicia estadounidense, ofreciendo las pruebas incriminatorias contra la esposa de Nicolás Maduro sobre las que se sostiene la acusación.

El Ministerio Fiscal de Estados Unidos ya acusó a Maduro por narcotráfico hace apenas dos meses, así como a 11 colaboradores suyos y a dos dirigentes de la guerrilla colombiana de las FARC. La Fiscalía ofreció 50 millones de dólares por información que facilitara la detención de los imputados: 15 por Maduro y 10 por alguno de los demás, entre los que se encuentra el número dos del país latinoamericano, Diosdado Cabello.

Si Maduro es finalmente extraditado a Estados Unidos, se enfrentaría a una pena máxima de 50 años. “El alcance y la magnitud de esta supuesta trama de narcotráfico fue posible solo porque Maduro y otros corrompieron las instituciones de Venezuela y proporcionaron el amparo político y militar necesario para los crímenes de narcotráfico descritos en nuestros cargos”, aseguró Geoffrey Berman, uno de los fiscales que trabaja en el caso.