Crisis coronavirus

Torres urge una comisión bilateral con Madrid para desbloquear el salvavidas

En una carta, el jefe del Ejecutivo canario solicita que se convoque la reunión “a la mayor brevedad”, después de que el Gobierno central pactara con Bildu que País Vasco y Navarra puedan endeudarse

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha puesto de relieve que el impacto de la crisis será mayor en las Islas por la dependencia del turismo. DA

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, solicitó ayer por carta a Pedro Sánchez la celebración, “a la mayor brevedad posible”, de una comisión bilateral entre ambas administraciones. En la misma, afirman desde la institución regional, se abordará el impacto del coronavirus en el sector turístico, con medidas ya trabajadas conjuntamente, como la prórroga de los ERTE en las actividades más afectadas por la enfermedad, así como la dotación de recursos que compensen la pérdida recaudatoria que sufrirán las Islas debido a la pandemia. Un salvavidas que puede configurarse a través de distintas medidas, como “el uso del superávit, apelando al déficit o cualquier otra fórmula que consensuemos, como endeudamiento o transferencias”, indican.

Ya se preveía tensión entre el Gobierno de Canarias y la Administración estatal por el acuerdo alcanzado el miércoles por el PSOE y Unidas Podemos con EH-Bildu sobre la derogación de la reforma laboral -matizado dos horas más tarde-, según el cual, además, País Vasco y Navarra podían ampliar su capacidad de endeudamiento. Una demanda que el Archipiélago había repetido hasta la saciedad y hecho llegar hacía semanas a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, vista la envergadura de la crisis económica que afrontarán las Islas como consecuencia de la Covid-19, aparte de que la institución canaria es la segunda con menos deuda del país.

En este sentido, Torres destaca que los recursos del bloque canario de financiación, que se han visto mermados por la situación actual, suponen cerca de un 19% de los medios totales de la región, frente al 7% del resto de las comunidades, “lo que evidencia nuestra especial afección”, dice. Aparte, hace mención al caso de los cabildos (tal como abordó ayer Pedro Marín en el Punto de Encuentro de DIARIO DE AVISOS), en los que esa financiación supone entre un 20% y un 30% de su presupuesto, y la repercusión que tienen esos ingresos también en los ayuntamientos, que, sin duda, se verán afectados de igual manera.

El portavoz del Ejecutivo autonómico, Julio Pérez, afirmó esta semana que “no es imaginable que exista una fórmula de financiación y endeudamiento distinta” para los referidos territorios. Mucho más, teniendo en cuenta que “Canarias es muy singular, porque nuestra dependencia del turismo es mucho mayor que en ningún otro lado”. Es por ello que el también consejero de Sanidad manifestó su confianza en que “la ventana que se abre para la mejora de la financiación vía endeudamiento y gasto” también arrojará luz sobre las Islas, tal y como ha venido reclamando el vicepresidente y titular de Hacienda, Román Rodríguez, al Estado, tanto con solicitudes por escrito como en los encuentros que han mantenido Canarias y Madrid recientemente.

Estas fricciones se producen en un contexto en el que todos los agentes sociales y políticos del Archipiélago están ultimando un pacto para la reactivación de la economía; un acuerdo en el que ha insistido Torres, contando con las formaciones políticas de la oposición, patronal, sindicatos y organizaciones sin ánimo de lucro, entre otros actores, y que según previsiones será suscrito el próximo día 30, coincidiendo con la celebración del Día de la Comunidad Autónoma.