la palma

Rebolo: “El IAC intenta causar el mínimo impacto en el medio”

El Tribunal Supremo ha avalado las actuaciones realizadas por la entidad científica para cimentar el prototipo LST-1 de la red Cherenkov, en contra de la oposición de Ben Magec
Rafael Rebolo, director del instituto de Astrofísica de Canarias. Fran Pallero
Rafael Rebolo, director del instituto de Astrofísica de Canarias. Fran Pallero
Rafael Rebolo, director del instituto de Astrofísica de Canarias. Fran Pallero

La justicia ha vuelto a avalar las actuaciones del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) para la instalación de aparatos de observación en las cumbres de La Palma. El pasado mes de mayo, el Tribunal Supremo desestimó el recurso interpuesto por la organización Ben Magec Ecologistas en Acción para echar abajo la licencia de cimentación del prototipo LST-1 de la red de telescopios Cherenkov. Una decisión que puso de manifiesto, según se recoge en el dictamen, que la referida infraestructura “no deja de ser un añadido” en un complejo astrofísico como es el Observatorio del Roque de los Muchachos (ORM).

Visto el contenido del fallo, el director del IAC, Rafael Rebolo, señala a DIARIO DE AVISOS que así se demuestra que la entidad “actúa y ha actuado con escrupuloso respeto a la ley, tal y como ha corroborado ahora el Tribunal Supremo y, anteriormente, han dictaminado otros tribunales”. En este sentido, destaca que el único objetivo que persigue la institución que comanda es “el avance del conocimiento científico”, intentando, además, tener “el máximo interés y cuidado en causar el mínimo impacto medioambiental, si es que fuera el caso”.

“Creemos que el desarrollo de la ciencia es un bien muy necesario para cualquier sociedad, también para La Palma. Y que este desarrollo necesario para un futuro mejor es perfectamente compatible con la sostenibilidad y la proyección del medio donde se realiza”, indica Rebolo en relación al cumplimiento de la normativa.

Asimismo, con respecto a los posicionamientos que ha adoptado el colectivo llamado ecologista, poniendo trabas a todos los proyectos que se planifican en la zona, incluida una declaración de intenciones sobre el Telescopio de Treinta Metros (TMT), lamentó que su actitud se aleje de “ayudarnos a hacer las cosas mejor, con propuestas constructivas a las que estamos siempre abiertos”. Por el contrario, afirma que solo se dedican a plantear recursos ante unas “iniciativas científicas de vanguardia que por sus características son singulares y únicas en el mundo”.

TE PUEDE INTERESAR