salimos juntos

Saldremos adelante, Canaragua tiene la certeza de ello

Agradecemos poder compartir nuestra visión sobre los desafíos que se avecinan para Canarias y cual consideramos que es la fórmula para poder abordarlos
SALIMOS JUNTOS - TEIDAGUA

SALIMOS JUNTOS - TEIDAGUA

Este especial del Diario de Avisos tiene por título algo que constituye una certeza para Canaragua y su grupo: Saldremos Adelante. Llevamos ya tiempo compartiendo esa certeza en distintos y variados foros en lo que nos han invitado a participar con nuestras reflexiones. Agradecemos poder compartir nuestra visión sobre los desafíos que se avecinan para Canarias y cual consideramos que es la fórmula para poder abordarlos.

A nadie se esconde que Canarias afronta una situación de excepcional dificultad. A nuestras debilidades estructurales fruto de los obstáculos intrínsecos que afronta continuamente nuestro desarrollo como consecuencia de nuestra condición de región ultraperiférica, hemos de sumar el impacto sin precedentes de un virus que ha parado en seco nuestra principal actividad económica, el turismo, y ralentizado de forma muy importante la del resto de sectores.

Así, los retos que ya teníamos, emergencia climática incluida, hemos de sumar nuevos desafíos retos sociales y económicos derivados de la crisis sanitaria. Estamos obligados a aportar soluciones entre todos, porque a todos nos afecta. dar respuesta. De ahí nuestra convicción de que en Canarias debemos dotarnos de un gran pacto social que garantice una recuperación económica que permita un futuro sostenible. En ese marco, contar con la cooperación de todos los agentes sociales, contemplando las premisas fijadas en la Agenda 2030, debe permitirnos alcanzar un pacto cuyos tres ejes básicos deben ser la solidaridad, la ocupación y la reconstrucción verde, apoyados en las herramientas financieras con las que contamos, tanto los recursos procedentes de nuestro Régimen Económico y Fiscal, como las aportaciones que nos correspondan procedentes de administraciones extra insulares, ya sea el Gobierno de España o la Unión Europea y el propio esfuerzo inversor de nuestras empresas, comprometidas continuamente en ello.

Alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible encuadrados en la Agenda 2030 de Naciones Unidas requiere, como antes avanzaba, del esfuerzo, trabajo y colaboración de todos. Solo con el compromiso e implicación conjunta de gobiernos, sector privado y sociedad civil, la agenda de desarrollo sostenible será eficaz. Y en esa acción coordinada pone el foco el ODS 17, Alianzas para lograr los Objetivos, entre cuyas metas se encuentra el fomento de las alianzas público-privadas.

Este pacto mundial para el desarrollo es el primero que menciona de forma específica al sector privado, le otorga estatus de agente del cambio y hace crecer la confianza en las empresas como actor social relevante, señalando el valor e importancia de las alianzas de componente público-privado. Por vez primera, Naciones Unidas reconoce que las empresas cuentan, por experiencia, capacidades y recursos, con un alto potencial de impacto y de transformación sobre los retos que afronta el desarrollo sostenible y se convierten en imprescindibles para buscar soluciones a los desafíos locales y globales.

Esta llamada a la acción conjunta para el desarrollo sostenible es ahora, si cabe, más importante que nunca. La crisis social y económica que se está derivando de la pandemia del covid-19 exige afrontar de forma decidida, por parte de todos, de acciones de reconstrucción y, si se me permite, de reformulación de nuestra sociedad y de nuestros sectores productivos.

Hay voces muy autorizadas desde el sector privado, como la de Ángel Simón, Presidente de Agbar y Vicepresidente Ejecutivo del Grupo Suez, que plantean desde hace ya tiempo la necesidad de impulsar un pacto social que garantice una recuperación económica que sea sostenible y que cuente con la colaboración público-privada, como motor.

La alianza de estos dos sectores a través de fórmulas de colaboración público-privada tiene una larga tradición en nuestro país y ha resultado de gran utilidad para asegurar proyectos de infraestructuras y de servicios públicos que dan respuesta a necesidades reales de los ciudadanos y que ahora también han de afrontar nuevos retos: modernización tecnológica, proyectos de transformación y eficiencia energética, infraestructuras integradas en la economía circular y otros muchos.

El sistema político y económico que se refleja en nuestra vigente Constitución se basa en la coexistencia de dos sectores económicos de producción, el público y el privado, que no son en absoluto antagónicos sino más bien complementarios. Y estamos en la obligación de aprovechar las sinergias que ambos sectores son capaces de generar. Contamos con la magnífica palanca de nuestro Régimen Económico y Fiscal, herramienta de gran valor y que debe de seguir sirviendo como elemento de cohesión y desarrollo de la actividad social y económica de nuestras Islas. Mantener un REF sólido es garantía de continuidad para nuestro desarrollo.

Es el momento de reforzar las alianzas y desde ellas plantear retos que aceleren la evolución y transformación de nuestra sociedad a un modelo más sostenible. Es un hecho que todos los agentes sociales y económicos están de acuerdo en la necesidad de colaborar conjuntamente para plantear y llevar adelante las acciones que nos han de poner en el camino de la recuperación. Sin ir más lejos, a principios de junio de 2020 se firmaba el Pacto para la Reactivación Social y Económica de Canarias, fruto de la acción colectiva de múltiples actores de nuestra realidad cercana: administraciones públicas, empresas, sindicatos, integrantes del tercer sector, etc.

Ahora, en este momento tan singular en que la crisis sanitaria del covid19 da paso a una crisis económica y social de difícil cuantificación e incierta duración, es cuando resulta más necesario que nunca aprovechar al máximo los recursos disponibles, apostando por sistemas e infraestructuras encuadrados en la economía circular, dónde con menos seamos capaces de hacer más, dando prioridad a lo que resulta más eficaz y eficiente para cubrir las necesidades existentes y superando percepciones y prácticas inadecuadas tanto de los actores institucionales como de los actores privados. Y ahí, la colaboración público-privada, basada en los principios de buena gestión, sostenible y transparente, resulta una de las vías imprescindibles para superar la crisis.

Por esas razones, atender al dictado y al espíritu del ODS 17, fomentar las alianzas entre todos los sectores, permitirá no sólo alcanzar las metas planteadas en la Agenda 2030 de la ONU sino también, en nuestro entorno más cercano, dar respuesta rápida y adecuada a las necesidades sociales y económicas que nos deja la pandemia del coronavirus.

Sabemos hacerlo, tenemos las herramientas y la voluntad para ello, por eso desde Canaragua estamos convencidos que saldremos adelante y que con la colaboración de todos conseguiremos dotarnos de un sistema social y económico más sostenible, en el que, parafraseando al lema de la ONU para el Día Mundial del Agua de 2019, nadie se quede atrás.

SALIMOS JUNTOS - TEIDAGUA
José Juan González Salmah, consejero delegado de Canaragua

Grupo Canaragua se une a Cruz Roja Responde

En un momento de especial excepcionalidad, Teidagua, Canaragua, Aguas de Telde y Aguas de Antigua , el grupo Canaragua se suma al proyecto de SUEZ en España para colaborar con la iniciativa “Cruz Roja RESPONDE”, un plan integral lanzado por Cruz Roja Española para atender a personas en situación de vulnerabilidad a causa de la pandemia del COVID-19.

Cada una de las empresas del grupo destinará a esta causa 1€ por cada cliente nuevo que se registre en la oficina virtual. A través del registro a la oficina virtual, los clientes de las empresas de Canaragua, Teidagua, Aguas de Telde y Aguas de Antigua pueden consultar sus facturas y realizar sus gestiones de forma ágil, cómoda y segura, sin salir de casa.

A lo largo de este periodo se ha comprobado la gran importancia de contar con los datos que permitan la conexión por medios digitales con los clientes, su número de móvil y su dirección de correo electrónico. En el Grupo Canaragua han habilitado en la web un apartado para que lo hagan fácilmente, o bien, a través de nuestro Teléfono Gratuito de Atención al Cliente 900 200 563. Disponer de los datos de contacto permite mantener a los clientes informados de las averías de la redes de aguas y de la previsión del tiempo de resolución de las mismas.

La iniciativa se ha abierto también a la plantilla de las compañías y a todo el equipo de la MareaAzul Canaragua, para facilitar que se sume a la campaña realizando sus aportaciones económicas.

Con esta colaboración, Canaragua y las empresas mixtas, se unen a SUEZ para colaborar en este proyecto de responsabilidad social y además dar difusión al proyecto Cruz Roja RESPONDE, dirigido a dar respuesta a las necesidades sanitarias, sociales, educativas o de empleabilidad de los colectivos más afectados por la pandemia. A través de la iniciativa, Cruz Roja pretende asistir a más de 1.350.000 personas y movilizar a más de 40.000 personas voluntarias mediante sus más de 1.400 puntos de atención.

TE PUEDE INTERESAR