el jardín

Si vas a comprar a Mercadona, no te sorprendas cuando te pidan esto al llegar a caja: es por tu seguridad

La empresa sigue trabajando para mejorar sus medidas contra el coronavirus
Advierten de la presencia de gluten en un tipo de carne vendida en los Mercadona de Canarias

Usted, en los últimos tiempos, se ha acostumbrado, por necesidad y por obligación, a cumplir ciertas reglas a la hora de ir al supermercado: echarse gel hidroalcohólico al entrar, guardar los dos metros de distancia antes de pasar por caja, esquivar como buenamente se puede a otros compradores, llevar mascarilla, no toquetear en exceso los productos… En fin, muchos protocolos que, con el tiempo, hemos ido automatizando sin que sean un trauma para nadie.

Sin embargo, entre todos esos protocolos, hay uno que llama la atención, por sorprendente y por único –no tenemos constancia de que se pida así en muchos supermercados. Mercadona pide a sus ‘jefes’ –como llama tradicionalmente a sus clientes– que, al pasar por caja, den la vuelta al carro al acercarse a la cinta para pasar los productos.

Las razones por las que la cadena de supermercados valenciana lo hace así son obvias: mantener la distancia de seguridad entre los clientes y los cajeros. Así, se evita que el ‘jefe’ pase primero y se quede a menor distancia del empleado de Mercadona. Algo, desde luego, lógico y recomendable.

Pero, desde luego, también algo que a muchos clientes les ha costado mucho llevar a cabo. De hecho, a través de las redes sociales, algunos de ellos han bromeado con las ‘broncas’ que se llevan por parte de las cajeras y cajeros de Mercadona.

“Ponga el carro mirando para usted. No, así no. Usted para el otro lado. La cajera de Mercadona poniéndome más nervioso que en el examen practico del carné de conducir”, bromeaba, por Twitter, uno de sus clientes habituales.

“Ya me ha regañado más veces la cajera del Mercadona esta semana que mis padres en toda mi vida”, contaba, también bromeando, otro de sus compradores. Y otro usuario, en respuesta al primero, le seguía la gracia. “Los guantes, la mascarilla, lavarse las manos, la distancia, dejar el carro en las zonas, respetar las líneas, meter el carro al revés… Par ir a Mercadona hace falta un grado medio y dos troncales de Sanidad”, espetaba.

Puedes leer aquí el artículo completo de El Español.

TE PUEDE INTERESAR