el jardín

Y de repente… apareció un cable de 60 centímetros en su vejiga

El hombre creía que "iba a obtener gratificación sexual"
Imagen de recurso del cargador de un móvil. Pixabay
Imagen de recurso del cargador de un móvil. Pixabay
Imagen de recurso del cargador de un móvil. Pixabay

Sorprendidos. Y mucho. Así se quedaron los médicos de un hospital en la India ante la llegada de un paciente con un dolor abdominal porque, según él, se había tragado unos auriculares, informó la cadena CNN.

No obstante, los doctores tuvieron que intervenir de urgencia para resolver el problema, pues, a pesar de que al paciente le recetaron laxantes, los auriculares no aparecían.

“Vino a nosotros después de cinco días, (y) a pesar de defecar varias veces, el cable no salió. Luego realizamos una endoscopia pero aún así no pudimos encontrar nada. Como el paciente se quejó de dolor intenso, decidimos realizar una cirugía y descubrimos que no había nada en su intestino”, indicó el cirujano al citado medio.

Los médicos hicieron una radiografía y hallaron un cable de cargador de móvil de unos 60 centímetros de largo en su vejiga, que fue introducido a través de su uretra, el canal que va desde el pene a la vejiga.

“Si él hubiera sido honesto, nos habría ahorrado el problema y podríamos haberlo tratado antes”, indicó el doctor.

“He leído que la gente solía obtener gratificación sexual insertando instrumentos a través del pene. Este es uno de esos casos, y el psiquiatra puede ayudarlo más allá de este punto”, terminó confensando el hombre.

TE PUEDE INTERESAR