SUCESOS

42 años y medio de cárcel y prisión permanente revisable para el triple parricida de Guaza

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 23 de marzo de 2018

El parricida de Guaza confiesa el triple crimen pero discrepa de las penas que se le piden. | FOTO: Sergio Méndez

La Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife ha condenado a 42 años y medio de cárcel y prisión permanente revisable al joven que mató a su abuelo y padres adoptivos en el municipio tinerfeño de Arona en marzo de 2018.

La sentencia, hecha pública este miércoles, considera a Ricardo Ortega culpable de los delitos de asesinato con alevosía y ensañamiento y le impone también una indemnización de 450.000 euros a los herederos de las víctimas.

El joven, que tenía 23 años cuando cometió el triple asesinato, ya había sido declarado culpable por un tribunal de jurado y contra esta sentencia cabe recurso ante la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado 23 de marzo de 2018 en la casa familiar del barrio de Guaza cuando Ricardo, que había sido adoptado con pocos años de edad, entró con un cuchillo a las habitaciones y acabó con la vida de sus familiares, en el caso de su madre, incluso, con ensañamiento.