Canarias

El Parlamento estima que aprobará la Ley Electoral antes de finalizar 2021

El Estatuto de Autonomía establece como plazo máximo para que la Cámara regional dé luz verde a la normativa otoño del próximo año

Las últimas elecciones se rigieron por el Estatuto de Autonomía. El Español

En el desayuno con la prensa organizado ayer en el Parlamento regional con motivo del primer año de Gustavo Matos al frente del órgano legislativo, el dirigente detalló cuáles serán los próximos pasos a dar y grandes temas que se abordarán en la Cámara. Entre ellos, destaca la nueva Ley Electoral, ya que actualmente lo que está en vigor es una disposición transitoria del Estatuto de Autonomía, que reguló el desarrollo de los comicios celebrados en mayo de 2019.

La nueva normativa deberá tramitarse antes del 6 de noviembre de 2021, de acuerdo con los plazos fijados en el Estatuto. A este respecto, Matos aseguró que se cumplirá el periodo previsto, llegando a afirmar que los cálculos que manejan, si bien no se trata de una ciencia exacta, apuntan a que podría estar aprobada alrededor de la primera mitad del próximo año. Un proceso que se iniciará en el mes de septiembre, tal y como acordaron en dos reuniones extraordinarias la Mesa del Parlamento y la Junta de Portavoces.

Previamente, adelantó el presidente, tendrán lugar unas jornadas con expertos, que explicarán las posibilidades que aporta el nuevo sistema e interactuarán tanto con los diputados como con la ciudadanía, a fin de hacer una labor pedagógica en torno a la elección de los representantes públicos de la Comunidad Autónoma. Tras dichas actividades, afirmó Matos, se efectuará “la convocatoria de los trabajos parlamentarios”, a fin de “no agotar el plazo”.

En septiembre también hay otros puntos importantes marcados en la agenda del Parlamento, según dijo Gustavo Matos, como el comienzo del proceso de elección de la Junta de Control de Radio Televisión Canaria; momento en el que también figura entre los planes que arranquen las obras de remodelación del antiguo edificio de Telefónica, que albergará algunos departamentos de la Cámara y su centenar de empleados.