Justicia y tribunales

Francia rechaza entregar a Josu Ternera por delitos de lesa humanidad

La causa por delitos de lesa humanidad no es la única que pesa sobre el exdirigente etarra, que tiene varios asuntos judiciales pendientes tanto en España como en Francia

Josu Ternera. /EP
Josu Ternera. /EP

El Tribunal de Apelación de París ha rechazado la entrega a España del exjefe de ETA José Antonio Urrutikoetxea, alias Josu Ternera, por delitos de lesa humanidad que se le reclaman en una causa que instruye la juez de la Audiencia Nacional María Tardón, han informado a Europa Press en fuentes jurídicas

La decisión, que es definitiva según las mismas fuentes, ha sido adoptada por los magistrados franceses al entender que los hechos que fundamentan la petición de la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 en España no se corresponden con lesa humanidad, un delito que además no existe en el código penal galo.

En esta causa Josu Ternera está procesado junto con los también exjefes de ETA Garikoitz Aspiazu Rubina, alias ‘Txeroki’; Mikel Carrera Sarobe, alias ‘Ata’; y Ángel Iriondo Yarza, alias ‘Gurbitz’.

Urrutikoetxea está está encarcelado en una prisión francesa desde que fue detenido en ese país en mayo del año pasado tras 17 años fugado y desde que comenzó la epidemia ha pedido salir en libertad provisional con cautelares al tener 70 años y sufrir varias patologías. El pasado 30 de abril la justicia francesa rechazó la última de sus peticiones de libertad.

La causa por delitos de lesa humanidad no es la única que pesa sobre el exdirigente etarra, que tiene varios asuntos judiciales pendientes tanto en España como en Francia. En el país vecino juzgado en ausencia cuando se encontraba huido de la justicia, pero tras ser detenido su defensa recurrió esas condenas y los procesos tendrán que repetirse.

En nuestro país Josu Ternera está procesado en la Audiencia Nacional por la bomba en la casa cuartel de Zaragoza en 1987, que provocó 11 muertos; por el asesinato en 1980 del directivo de Michelin Luis María Hergueta y por la causa de financiación de ETA a través de ‘herriko tabernas’.