justicia y tribunales

Piden usar para juzgados el edificio acristalado del pago por Las Teresitas

Los jueces proponen habilitar como sedes judiciales el inmueble, incluido por Antonio Plasencia para devolver el dinero al Ayuntamiento, mientras se construye otro nuevo para la Ciudad de la Justicia

EDIFICIO PLASENCIA CABO LLANOS SANTA CRUZ

“Es cierto. Me he interesado, tanto ante el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife como ante la Consejería de Justicia del Gobierno de Canarias, para que durante el periodo transitorio se pueda disponer del edificio recientemente cedido en pago al Ayuntamiento y situado frente al Auditorio”. Así respondía ayer a preguntas de DIARIO DE AVISOS el presidente de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Joaquín Astor Landete, sobre si era cierto que el acristalado inmueble ubicado en el capitalino barrio de Cabo Llanos es la posible solución de emergencia al terrible déficit de instalaciones que sufre la Justicia en la capital tinerfeña.

El plan, como deja claro Astor Landete, pasa por que dicho edificio, que era propiedad del empresario Antonio Plasencia y que ha sido incluido como parte del pago de la condena por el caso Las Teresitas, resuelva temporalmente los acuciantes problemas de espacio que lastran a esta administración y que, como es lógico, perjudican notablemente las condiciones laborales de quienes trabajan en el actual Palacio de Justicia y, claro, a los usuarios que requieren de sus servicios.

Precisamente, la Consejería de Justicia regional informó ayer mismo al Consejo de Gobierno de Canarias sobre las actuaciones llevadas a cabo para la construcción del nuevo Palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife en la zona de Cabo Llanos, y que albergará tanto a los órganos judiciales unipersonales como colegiados, los servicios del Instituto de Medicina legal y Ciencias Forenses, las Oficinas de Asistencia a las Víctimas del Delito, los equipos de Mediación, dependencias específicas para profesionales de la abogacía y la procura, además de otras profesiones jurídicas, así como servicios comunes, salas de acceso y espera, bibliotecas y salas de estudio, entre otros.

El consejero del área, Julio Pérez, explicó la alternativa (entre nueve que han sido estudiadas) acogida de común acuerdo con los distintos departamentos del Ejecutivo autonómico titulares de las parcelas afectadas (Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos y Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes), y con la disposición favorable de los servicios técnicos y urbanísticos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Se trata de una opción que permitirá ubicar la mayor parte de la Ciudad de la Justicia en dos edificios casi contiguos, separados por una plaza, con la edificabilidad necesaria y lo suficientemente cercanos para permitir su conexión. Se persigue así reducir la excesiva altura prevista para la mayoría de los edificios que se ejecutarán en la zona sin que ello suponga una merma en su aprovechamiento. A tal fin, se emplearán dos parcelas propiedad del Gobierno de Canarias en la manzana ubicada detrás de los centros comerciales de la Avenida de 3 de Mayo. De esta manera, se repartirá el aprovechamiento de esas dos parcelas. El uso docente se trasladará a una parcela inmediata, a la ubicada detrás de las Torres, donde se utilizará el aprovechamiento edificativo existente para albergar el centro educativo.

Pero mientras se construye esa nueva Ciudad de la Justicia (entre 8 o 10 años), algo habrá que hacer, y los jueces lo tienen claro: la opción más factible, a su juicio, pasa por el inmueble acristalado de Cabo Llanos.

De ocho a diez años habrá que esperar para que se edifique el nuevo recurso

De ocho a diez tendrá todavía que esperar la Justicia tinerfeña para contar con unas instalaciones adecuadas o, al menos, con un nivel similar al que, felizmente, ya está disponible en otras islas. Conscientes de ello y con el fin de no demorar más la futura Ciudad de la Justicia santacrucera, la Consejería tramita ya un nuevo encargo a Gestur Tenerife para la redacción de los documentos que permitan llevar a cabo la modificación de parte del instrumento de ordenación del Plan General de Santa Cruz mediante su suspensión en el ámbito de Cabo Llanos, imprescindible para edificar lo previsto en la zona. Mientras tanto, los jueces recuerdan que la situación es insostenible ya, y que hay que dar con un remedio provisional durante ese periodo

“Las actuales dependencias se encuentran desbordadas”

“Las actuales dependencias se encuentran desbordadas”. Aunque la frase fue proferida ayer por el presidente de la Audiencia Provincial, Joaquín Astor Landete al DIARIO, difícilmente hallarán a otro usuario del Palacio de Justicia santacrucero que esté en desacuerdo con la misma. No olvidemos que se habla de un inmueble que ni siquiera se inauguró oficialmente como protesta, dado que, sin estrenar, ya era insuficiente para albergar la Justicia capitalina. “He insistido en que se dicten las disposiciones necesarias para que de una vez por todas se disponga de suelo suficiente para proyectar la más que necesaria Ciudad de la Justicia de Santa Cruz de Tenerife en Cabo Llanos, puesto que las actuales dependencias se encuentran desbordadas”, reconocía el referido magistrado. Ayer, el Gobierno dio un paso más en ese sentido.