EL JARDÍN

Telecinco fulmina Gran Hermano de su parrilla

El formato, que ha hecho historia en la televisión española, no es una opción que se baraje de cara a la próxima temporada de Telecinco

Logotipo de Gran Hermano
Logotipo de Gran Hermano

Gran Hermano no estará presente en la parrilla televisiva tras 20 años de emisión. El programa de telerrealidad, que lleva emitiéndose de manera ininterrumpida desde el año 2000, no contará, por ahora, con una nueva edición. Así lo ha confirmado Manuel Villanueva, director de contenidos de Mediaset España, en una entrevista realizada por la agencia EFE. “GH está en situación de barbecho, de descanso. Veremos y hablaremos de cómo será su futuro. Pero en 2020, no”, ha afirmado el responsable de la cadena de Fuencarral.

El formato, que ha hecho historia en la televisión española, no es una opción que se baraje de cara a la próxima temporada de Telecinco, hecho que trae a la memoria la tensa situación que se vivió durante la final de la última edición de la versión VIP. En diciembre del 2019, los estudios de Mediaset vivieron una de sus noches más complicadas a consecuencia del caso de la supuesta violación de Carlota Prado. A las puertas de sus instalaciones se convocó una manifestación que amenazaba con boicotear la gala, y es que semanas antes se había reavivado judicial y mediáticamente los acontecimientos que se vivieron en la casa de Guadalix de la Sierra dos años antes.

Este suceso se remonta a 2017, cuando Jorge Javier Vázquez (49 años) se enfrentaba a presentar su segunda edición tras la marcha de la mítica Mercedes Milá (69). En el interior de la casa más famosa de España, dos jóvenes que comenzaron un romance bebieron, presuntamente, unas copas en una fiesta y ella quedó inconsciente. A continuación, él la llevó a la cama y supuestamente abusó de ella. Horas después la organización mostró a la chica las imágenes captadas en el momento del acto, ya que detectaron que la situación era un tanto desconcertante. Carlota alegó que dado su estado de embriaguez no había sido consciente de esa situación, una confesión que tuvo como respuesta del programa la expulsión inmediata del otro concursante.

Con el paso del tiempo, Carlota asimiló lo que había vivido en el reality show y decidió interponer una denuncia a José María, su presunto agresor. Además, Carlota desveló que la productora le ofreció 25.000 euros y oportunidad de desarrollo laboral pero ella contestó que su “integridad” no estaba “en venta”. Unas declaraciones que incendiaron las redes sociales de tal manera que el programa, en aquel momento GH VIP7, vio notablemente mermado su listado de anunciantes.