el motor

Un acceso compacto y versátil al mundo de Mercedes-AMG

Ya se ha completado el elenco de modelos compactos 35, que constituyen para muchos clientes el acceso al mundo de Mercedes-AMG

El nuevo Mercedes-AMG GLA 35 4MATIC. | DAD

Ya se ha completado el elenco de modelos compactos 35, que constituyen para muchos clientes el acceso al mundo de Mercedes-AMG. Esta familia de automóviles deportivos, formada por siete miembros, se extiende desde la Clase A —tanto con carrocería de tres volúmenes como con carrocería fastback (para China en versión larga)— y el CLA Coupé y Shooting Brake hasta el GLB con siete plazas de asiento, y se completa ahora con el nuevo GLA 35 4MATIC (consumo de combustible en el ciclo mixto 7,5-7,4 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto 171-170 g/km)[1]. La base técnica del vehículo se ha acreditado en numerosos modelos. El motor sobrealimentado de cuatro cilindros y 2,0 litros se distingue por su agilidad y su capacidad de aceleración. Entrega 225 kW (306 CV), que se distribuyen de forma variable entre las cuatro ruedas a través de un cambio de doble embrague de 8 marchas y el sistema de tracción integral. Las dinámicas prestaciones (aceleración de 0-100 km/h en 5,2 segundos) y la experiencia de conducción con altas prestaciones se dirigen a un grupo objetivo amante de los vehículos deportivos y de diseño moderno.

Diseño exterior: un Mercedes-AMG típico, con el dinamismo típico de la marca

El diseño del GLA 35 se basa en la línea AMG Line, a la que añade elementos propios e inconfundibles. La calandra del radiador específica de AMG subraya su pertenencia a la familia de vehículos deportivos. Otros atributos que permiten identificar su estirpe son los elementos de adorno sobre las lamas en las tomas de aire exteriores y el splitter frontal en cromo plateado o bien, como equipo opcional, en negro de alto brillo. En la vista lateral destacan las llantas de aleación de 19 pulgadas y 5 radios dobles pintadas en color gris tántalo y pulidas a alto brillo (como opción se ofrecen otras llantas de distintos diseños y 19, 20 o 21 pulgadas), así como los Door Panels con insertos de adorno en cromo plateado o en negro de alto brillo (opcional).

En la zaga dominan el llamativo faldón trasero con inserto de difusor, el perfil aerodinámico AMG sobre el spoiler de techo y dos embellecedores redondos en la salida de escape, a izquierda y derecha. Las luces traseras, estrechas y divididas en dos elementos, acentúan la anchura de la zaga del GLA. El paquete AMG Night opcional confiere al vehículo un porte aún más individual con elementos de diseño en negro de alto brillo, cristales tintados oscuros a partir del montante B y embellecedores de la salida de escape cromados en negro.

Interior deportivo con sistema de infoentretenimiento MBUX

En el interior alternan y se complementan un ambiente de alta tecnología y visualizadores completamente digitales. Un rasgo característico son los tapizados de los asientos en símil de cuero ARTICO/microfibra DINAMICA color negro con costura de adorno en color de contraste rojo y los cinturones de seguridad rojos. Los elementos de adorno en estructura de carbono y los difusores de ventilación con aros rojos son otros detalles destacados. Como alternativa, asimismo de serie, se ofrece un tapizado en símil de cuero ARTICO negro/blanco Neva. A esto se añaden cuatro tapizados opcionales en cuero.

La combinación de diseño deportivo y detalles sofisticados se refleja también en el sistema de infoentretenimiento MBUX con su innovador concepto de manejo y visualizado. Una visualización sugestiva facilita la comprensión de la estructura de manejo con brillantes gráficos tridimensionales de alta resolución. Ambos visualizadores se funden a la vista bajo un solo cristal cobertor y conforman un puesto de conducción widescreen que acentúa como elemento central los rasgos horizontales del diseño interior.

El panel táctil, los botones Touch Control integrados en el volante, la pantalla táctil y el mando fónico o el control por gestos acreditan la versatilidad y flexibilidad del concepto de manejo. Gracias al innovador sistema de mando fónico, que puede activarse con las palabras clave «Hey Mercedes», el software inteligente puede reconocer y comprender casi todos los comandos relacionados con el sistema de infoentretenimiento y con la conducción del vehículo, incluso si el conductor se expresa de forma indirecta.

Cuadro de instrumentos completamente digital con visualizadores específicos AMG

El cliente puede elegir entre tres estilos de visualizado AMG para el cuadro de instrumentos: «Clásico», «Sport» y «Supersport». Especialmente llamativo resulta el modo «Supersport», con cuentarrevoluciones redondo en posición central e información adicional en forma de barras a ambos lados del cuentarrevoluciones. Estos gráficos de barras se extienden hasta el fondo del visualizador en una perspectiva tridimensional, creando un horizonte artificial. Utilizando el menú de AMG, el conductor puede acceder a diferentes indicadores adicionales, como Warm-up, Set-up, G-Force y un resumen de los datos del motor. El visualizador de medios con pantalla táctil realza asimismo el carácter dinámico del vehículo con indicadores AMG individuales, como la visualización de los programas de conducción o datos de telemetría.

La consola central en efecto lacado brillante cuenta de serie con un panel táctil y pulsadores adicionales para controlar las funciones del ESP® de 3 niveles, el modo manual del cambio y el tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable.

Generación de volantes AMG dotados de teclas opcionales

El volante deportivo multifunción forrado en napa combina una ergonomía ideal con un manejo intuitivo. El aro del volante con sección inferior plana, revestido de cuero perforado en la zona de agarre y dotado de costuras en color de contraste rojo, conquista tanto por su estética como por su tacto. Las levas de cambio en el volante están galvanizadas y hacen posible una conducción aún más deportiva, con cambios de marcha manuales.

Los volantes AMG Performance opcionales y las teclas AMG en el volante transmiten a la vista y al tacto la pasión por las prestaciones. El material destaca por su excelente adherencia y recuerda a los mandos de un bólido de competición, al igual que la marca en la posición 12 h. Las teclas en el volante facilitan el manejo rápido y preciso de funciones específicas de dinamismo de conducción para una experiencia única de prestaciones a bordo.

Los nobles pedales deportivos AMG de acero inoxidable cepillado transmiten la funcionalidad y la estética del automovilismo deportivo en la parte inferior del habitáculo. Los tacos de goma mejoran el agarre. Las alfombrillas en color negro con distintivo AMG y ribetes en efecto de cuero de nobuk subrayan la pertenencia a la marca.

Registrador de datos para el uso en circuitos de carreras: AMG TRACK PACE

El ingeniero de pista personal AMG TRACK PACE que se ofrece como opción está integrado en el sistema multimedia MBUX y analiza el estilo de conducción para proponer mejoras. Este equipo hace uso tanto del sistema de posicionamiento global basado en satélites GPS como de datos acerca de la aceleración transversal y longitudinal, la posición del acelerador o el pedal de freno y el ángulo de giro del volante. Todos los parámetros se muestran de forma ordenada para su lectura en el vehículo. Los datos se muestran en el visualizador multimedia, el cuadro de instrumentos y el Head-Up-Display opcional. En la memoria del sistema se han programado los datos de circuitos famosos, como el Nürburgring o Spa Francorchamps. También es posible registrar perfiles de circuito propios. El conductor puede alternar entre una representación cartográfica en 2D o en 3D, así como actualizar online los datos.

Con la función de realidad aumentada de MBUX es posible además mostrar en el visualizador multimedia o en el Head-up-Display opcional la línea ideal de un circuito de carreras memorizado, por lo que el conductor tiene la posibilidad de mejorar sus tiempos por vuelta como si contara con un instructor virtual.

Carrocería básica reforzada, con mayor rigidez a la torsión

Las medidas específicas adoptadas en la sección delantera de la carrocería bruta para aumentar la rigidez constituyen la base para una respuesta precisa al volante, así como para la estabilidad direccional y en curvas de los componentes del tren de rodaje, incluso al conducir bajo condiciones extremas. El CLA 35 incorpora también un elemento denominado «placa de empuje» —una placa de aluminio atornillada bajo el motor—, que aumenta la rigidez a la torsión de la sección delantera del vehículo. Dos tirantes adicionales en diagonal en la parte delantera de los bajos del vehículo reducen a su vez la torsión a un mínimo y aumentan de ese modo la rigidez.

Motor sobrealimentado de cuatro cilindros con 225 kW (306 CV) de potencia

El motor de 2,0 litros con turbocompresor convence por su respuesta espontánea a cualquier movimiento del acelerador, una elevada capacidad de aceleración (par motor máximo 400 Nm a partir de 3.000 rpm), una enorme agilidad y una sonoridad sugestiva. El bloque motor de fundición inyectada de aluminio, muy resistente y ligero, reduce el peso del vehículo donde más importa para el dinamismo de la conducción. La sobrealimentación corre a cargo de un turbocompresor de doble entrada. Este grupo combina una respuesta ideal a bajas revoluciones con un gran aumento de la potencia a altas revoluciones.

La implementación de numerosas medidas destinadas a aumentar la eficiencia subraya el elevado estándar tecnológico que alcanza el grupo de cuatro cilindros. Entre ellas se incluyen el mando variable de las válvulas CAMTRONIC, la gestión térmica inteligente del líquido refrigerante y el aceite, los inyectores piezoeléctricos de alta precisión y el encendido por chispas múltiples. Durante la producción se utiliza el procedimiento patentado de bruñido cónico de los cilindros CONICSHAPE®, que reduce la fricción interna en el motor, aumentado a su vez la eficiencia.

Cambio de doble embrague AMG SPEEDSHIFT DCT 8G con relaciones de transmisión ágiles

El cambio de doble embrague SPEEDSHIFT DCT AMG 8G con ocho marchas contribuye asimismo al carácter ágil y dinámico del nuevo GLA 35 4MATIC. La escala de desmultiplicación de las marchas está dimensionada de manera que el conductor experimenta una respuesta muy espontánea al acelerar en cualquier margen de velocidad, en combinación con cambios rápidos de relación y transiciones óptimas al acoplar una nueva marcha.

La función RACE-START, incluida de serie, permite disfrutar de una aceleración extraordinaria al poner en marcha el vehículo y asegura una vivencia de conducción altamente emotiva. El modo M de corta duración —que se activa pulsando las levas de cambio en el volante en cualquier programa de conducción— y el modo manual del cambio «M» para cambiar manualmente de relación utilizando estas mismas levas completan el elenco de funciones del cambio SPEEDSHIFT DCT AMG 8G.

Tracción integral variable AMG Performance 4MATIC

Dinamismo, agilidad y prestaciones: así pueden describirse los atributos de la tracción integral incorporada de serie en el nuevo AMG GLA 35 4MATIC. El sistema de tracción integral variable AMG Performance 4MATIC combina el mayor agarre viable en cada situación con una gran dosis de placer de conducción. La distribución del par entre los ejes varía de forma progresiva en función de las condiciones dinámicas de la conducción. El margen se extiende desde una tracción exclusivamente delantera hasta una distribución equilibrada en relación 50:50 entre el eje delantero y el eje trasero. Un embrague de discos integrado en el engranaje del eje trasero asume la distribución del par entre el eje delantero y el eje trasero. La regulación tiene lugar por vía electromecánica. Los parámetros determinantes para regular la distribución de par no son solo la velocidad de marcha, la aceleración transversal y longitudinal y el ángulo de orientación de las ruedas delanteras, sino también la diferencia de número de revoluciones entre las distintas ruedas, la marcha acoplada y la posición del pedal acelerador. En comparación con un sistema electrohidráulico, la regulación electromecánica presenta importantes ventajas a la hora de optimizar el dinamismo del vehículo. Esto se debe, en primer lugar, al accionamiento de las lamas en el margen completo de ajuste, mucho más rápido e independiente del número de revoluciones.

Siempre que está activado el ESP®, la tracción integral 4MATIC asume el modo «Comfort». En el momento en que el conductor acciona el pulsador para seleccionar el modo «ESP® SPORT Handling» o el modo «ESP® OFF», el sistema 4MATIC conmuta al modo «Sport», que brinda una mayor agilidad al maniobrar y desplaza hacia arriba el margen crítico de la conducción.

Amplio margen para personalizar el carácter del vehículo

Los cinco programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT —«Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport +» e «Individual»— ofrecen un amplio margen para personalizar el carácter del vehículo, entre confortable y dinámico. Para ello se modifican parámetros relevantes, como la respuesta del motor y el cambio.

·El programa de conducción «Calzada resbaladiza» está concebido para circular sobre superficies de baja adherencia o heladas, con potencia reducida y una curva de par más horizontal. Los cambios suaves de relación y la conmutación temprana a una marcha más larga refuerzan la sensación de estabilidad en la conducción.

·El programa «Comfort» propicia una conducción confortable y optimizada para reducir el consumo. Entre otras medidas, esto se logra mediante cambios muy tempranos a una marcha más larga y una armonización confortable del tren de rodaje y la dirección.

·Los programas «Sport» y «Sport+» se caracterizan por la agilidad y el placer de conducción, con una armonización deportiva del motor y el cambio.

·El programa de conducción «Individual» brinda la posibilidad de seleccionar y memorizar valores individuales para los parámetros mencionados, de acuerdo con las preferencias del conductor. En los modos «Reduced» y «Moderate» de la propulsión está disponible además la función de planeo.

AMG DYNAMICS: más agilidad y una mayor estabilidad

El GLA 35 4MATIC dispone de AMG DYNAMICS, una nueva función relacionada con los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT. Este sistema de control de la estabilidad integrado amplía las funciones estabilizadoras del ESP® con intervenciones que aumentan la agilidad a voluntad del conductor. Al tomar curvas con dinamismo, por ejemplo, el sistema interviene brevemente en el freno de la rueda trasera del lado interior de la curva y origina así un momento de guiñada definido en torno al eje vertical. El resultado de esta intervención es una respuesta más espontánea y precisa del GLA 35 4MATIC.

Las diversas opciones de AMG DYNAMICS responden a las denominaciones «Basic» y «Advanced». Al seleccionar un programa de conducción, el visualizador de medios muestra el nuevo símbolo AMG DYNAMICS junto con la denominación correspondiente.

·«Basic» está vinculado a los programas de conducción «Calzada resbaladiza» y «Comfort». El GLA 35 4MATIC se caracteriza en este modo por un comportamiento de marcha muy estable, con gran atenuación de las fuerzas de guiñada.

·«Advanced» se activa en los programas «Sport» y «Sport+». El GLA 35 4MATIC conserva un comportamiento equilibrado y neutro. Una menor atenuación de los movimientos de guiñada, menores correcciones del ángulo de la dirección y una mayor agilidad favorecen maniobras dinámicas como, por ejemplo, la conducción en carreteras sinuosas.

Si elige el programa de conducción «Individual», el conductor puede definir libremente los niveles de AMG DYNAMICS. Por lo demás, también es posible elegir por separado los niveles de AMG DYNAMICS con independencia del programa de conducción, utilizando las teclas AMG en el volante.

AMG RIDE CONTROL con componentes específicos

El AMG RIDE CONTROL tren de rodaje está diseñado para permitir la circulación a altas velocidades en curvas, con un ángulo de balanceo reducido. De esa manera, el GLA 35 4MATIC puede desplegar plenamente su potencial dinámico. Las elevadas reservas en el margen límite hacen posible disfrutar del placer de conducción en estado puro, pues las reacciones del vehículo son siempre seguras y previsibles. En el eje delantero se monta un eje McPherson con montantes telescópicos. El guiado de cada una de las ruedas corre a cargo de un brazo transversal por debajo del centro de la rueda, un montante telescópico y una barra de acoplamiento. La geometría especial del eje reduce la influencia de la propulsión en la dirección, lo que se traduce en un elevado confort y gran agilidad al maniobrar. El brazo transversal de aluminio reduce el peso de las masas no suspendidas, lo que permite una respuesta aún más precisa de la suspensión. Las manguetas del eje delantero específicas de AMG incorporan una pinza de freno atornillada en sentido radial, una tecnología asumida del automovilismo deportivo. El eje trasero de cuatro brazos se sujeta a la carrocería de forma rígida mediante un portaeje. En cada rueda trasera se utilizan tres brazos transversales y un brazo longitudinal, que aseguran en esta combinación el máximo nivel de estabilidad de marcha y agilidad.

La amortiguación adaptativa regulable AMG RIDE CONTROL disponible permite al conductor elegir entre tres armonizaciones diferentes del tren de rodaje. El margen abarca desde un reglaje confortable hasta uno deportivo. Este sistema funciona de forma automática, adaptando la fuerza de amortiguación al estado de la calzada y a la situación de conducción de forma independiente para cada rueda. Esto tiene lugar en pocos milisegundos y de forma progresiva mediante un diagrama característico de la amortiguación especialmente amplio. Como consecuencia aumentan tanto el confort de rodadura como la agilidad.

Sistema de frenos de alto rendimiento y gran resistencia

El sistema de frenos de alto rendimiento vela por una potente deceleración y distancias de frenado cortas. En el eje delantero se montan discos de freno de 350 milímetros con pinzas fijas monobloque de 4 émbolos, mientras que el eje trasero cuenta con discos de freno de 330 milímetros con pinzas de garra de 1 émbolo. Los discos están autoventilados y perforados para disipar mejor el calor y evitar efectos de fatiga, incluso bajo condiciones extremas de conducción. Las pinzas de freno de color plata ostentan un distintivo AMG negro.

Dirección con barra cremallera específica y desmultiplicación variable

La dirección paramétrica de accionamiento electromecánico, con asistencia variable en función de la velocidad, favorece una conducción deportiva con una respuesta directa al volante. El engranaje incorpora una barra cremallera especial con desmultiplicación variable y dos curvas características. En función del programa de conducción seleccionado por el conductor, la dirección resulta más dura y deportiva o especialmente confortable. Al circular a alta velocidad disminuye la asistencia de la servodirección, que aumenta de nuevo de forma progresiva a medida que disminuye la velocidad. De ese modo se precisa una fuerza relativamente reducida para manejar el volante a baja velocidad y se mantiene el máximo control sobre el vehículo a velocidades superiores. El apoyo rígido en el soporte integral permite acoplar mejor la dirección a la carrocería, con lo que aumenta la precisión direccional.

Sistema de escape AMG con mariposa de escape para modular el sonido

El sistema de escape AMG respalda tanto el carácter deportivo del nuevo modelo como su idoneidad para la conducción a diario. En función del programa de conducción seleccionado, el sonido emitido puede ser sugestivo (Sport+) o discreto (Calzada resbaladiza, Comfort, Sport). Los diagramas característicos correspondientes se controlan mediante una mariposa de escape en función del régimen del motor y la carga.