Otras coordenadas

“Ycod, Teyde, Ysla, Yglesia”

Hay que actuar localmente y pensar globalmente. Analizar cada caso desde el detalle, donde se encuentra la diferencia. Al bajar el tamaño de la lente todo cobra nuevo significado. Lo buscamos en el universo Tenerife y desde cuatro referentes de su identidad cultural. El pueblo, la montaña, la isla y lo simbólico. En nuestro caso […]

Hay que actuar localmente y pensar globalmente. Analizar cada caso desde el detalle, donde se encuentra la diferencia. Al bajar el tamaño de la lente todo cobra nuevo significado. Lo buscamos en el universo Tenerife y desde cuatro referentes de su identidad cultural. El pueblo, la montaña, la isla y lo simbólico. En nuestro caso Ycod, Teyde , Ysla , Yglesia. Comparten los cuatro vocablos la Y griega, contra el uso actual que lo reduce, sostenido en la vocal i latina. Mientras que la Y griega, la ye es una letra de más contenido. El abecedario español sitúa la Y griega como letra 28, cuando en el latino internacional es la letra 25. La diferencia estriba en tratar como letras propias la ch, la ll y la rr. La Y griega se pronuncia como vocal cuando queda entre consonantes y tiene valor de consonante a efectos de la acentuación gráfica, la tilde.

Fue en 1726 cuando la RAE separó los usos de las íes y de las yes, por lo cual la i solo se usa como vocal, mientras que la Y, hace de consonante y de vocal. En solitario la Y es conjunción copulativa junto con ni, usadas para enlazar palabras y frases. Le suma complejidad la evolución histórica del grafema, desde sus orígenes, Jeroglífico, Protosemítico, Fenicio, Griego Etrusco y finalmente Latino, que lo consolida para las lenguas romances. Como fonema Y puede representarlo el grupo gráfico hi, en inicio de palabra. En el mundo panhispánico el dígrafo ll, ofrece análoga pronunciación, conocida por yeísmo, que es también propia del habla en Canarias.

He perseguido la Y griega en el libro Tenerife a través de la Cartografía (1588-1899), de Juan Tous Meliá , del Museo Militar Regional de Canarias , editado para celebrar el Quinto Centenario (1494-1996), de la fundación de La Laguna, con Elfidio Alonso Quintero de alcalde, Adán Martín Menis Menis en el Cabildo de la Ysla y Vicente Ripoll Valls, General Jefe de la Zona Militar de Canarias Me he centrado en los 25 planos de la Ysla, desde 1588 con Torriani hasta 1897; con múltiples procedencias y nacionalidades. En ellos he seguido los vocablos “Ycod, Teyde, Ysla, Yglesia”, donde a lo largo de más de tres siglos podemos ver su evolución, que pasan indistintamente a representarse con la i latina o la Y griega. Las lecturas de las Islas Canarias de las cartografías hasta la llegada del Siglo XX, son visiones marítimas, por cuanto las comunicaciones comerciales entre islas y continentes, se producen entonces por mar. No avanzando significativamente las infraestructuras viarias hasta el siglo XX, sobre todo en los costados abandonados del sur y oeste de Tenerife.

La intención era llegar hasta la Y de Ycod. Y desde la cartografía a su nombre de “Ycod de los Vinos”, que recogemos ya en el mapa de 1740 de Antonio Riviere, hasta el último de 1896 de Hans Meyer. Esta tradición centenaria consiguió consolidarla Ycod de los Vinos en 1949, con Julio Arencibia de alcalde y Blas Pérez en Madrid, como Ministro de la Gobernación. Singularidad que en su nombre sólo tienen en España 7 municipios, Ycod y 6 más en la Tierra del Vino de Zamora. Ycod de los Vinos , es a su vez uno de los 9 municipios de Tenerife , junto a Vilaflor, Arafo, La Guancha, La Matanza, San Miguel, Santiago del Teyde, Tacoronte y Tegueste, cuyo escudo municipal incorpora referencias a la uva y a la vid.

La singularidad de Ycod ligada a su Y está en que ella asume la representación gráfica de su identidad local, donde se soporta la imagen de una copa de vino, que cuando se rebosa nos traslada a la imagen de su Drago Milenario. Desde tiempo, ya desde el 2010, asociaciones y vecinos de Ycod y de las Yslas, reclaman la Y para Ycod. Ydentidad.