tribunales

El juez cree que la familia política del taxista desaparecido en Teror se contradice

Quedaron en libertad provisional la pasada madrigada tras imputarles un presunto delito de homicidio; el cuerpo del hombre no ha sido hallado aún
SEDE TRIBUNAL JUSTICIA CANARIAS TSJC
SEDE TRIBUNAL JUSTICIA CANARIAS TSJC
Sede santacrucera del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, en la Plaza de San Francisco. DA

El juez de guardia en Arucas (Gran Canaria) cree, tras tomar declaración a la mujer, el hijastro, un cuñado y la suegra de José Delgado, el taxista de 57 años de Teror que desapareció el 8 de diciembre, que todos ellos se “autoincriminan” como presuntos responsables del hipotético homicidio del hombre –el cuerpo no ha aparecido– por la “plaga contradicciones” en sus relatos.

Así lo ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en un comunicado en el que añade que la autoridad judicial ha señalado que los acusados han dado “diferentes versiones” de los sucesos acontecidos el día en el que el conductor fue visto por última vez.

Por todo ello, ha imputado formalmente a los cuatro por presunto homicidio tras tomarles declaración durante varias horas entre la noche del viernes y la madrugada del sábado.

En este sentido, la mujer, el cuñado y el hijastro fueron detenidos el pasado miércoles por la Guardia Civil y la suegra fue citada a declarar este viernes sin acto de detención.

NEGARON CUALQUIER VINCULACIÓN CON LA DESAPARICIÓN

El TSJC ha explicado que si bien todos ellos negaron cualquier vinculación con la desaparición del taxista, el juez entiende en el auto que acuerda su imputación y puesta en libertad provisional que existen “indicios racionales” de la comisión de un delito de homicidio por parte de todos ellos.

Asimismo, expone que aunque podría acordarse su ingreso en prisión provisional, no hay vestigios suficientes para acordar tal medida “pese a que las declaraciones se hallan plagadas de contradicciones” y que “son ellos mismos quienes se autoincriminan con sus diferentes versiones del día de los hechos”.

De igual modo, la autoridad judicial valora que los investigados “tienen arraigo suficiente” en Teror como para no acordar su restricción cautelar de libertad, medida que “tampoco resulta imprescindible para garantizar que no realicen actos tendentes a la destrucción de las pruebas del delito” –en referencia al cadáver, que no ha sido hallado–.

Con estos argumentos, y unido a que el Ministerio Fiscal, única parte acusadora, no consideró procedente solicitar la prisión provisional, el juez acordó decretar la libertad provisional de los cuatro investigados como presuntos autores de un delito de homicidio, con la única obligación de comparecer ante el juzgado que conozca de la causa –el de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Arucas– todos los lunes de cada mes.

Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha recordado que las diligencias previas continúan tramitándose bajo secreto de sumario.

TE RECOMENDAMOS