Cultura

La serie ‘Antidisturbios’, con el tinerfeño Álex García, se presenta en el Festival de Cine de San Sebastián

El proyecto televisivo de Rodrigo Sorogoyen, que se adentra en el cuerpo armado buscando "debate", pero no "polémica", se estrena el 16 de octubre en Movistar

El actor tinerfeño Álex García presentó ayer en el Festival de San Sebastián ‘Antidisturbios’, junto a Rodrigo Sorogoyen y el resto del reparto. / Jorge Fuembuena

La serie Antidisturbios, que dirige Rodrigo Sorogoyen y se estrena el 16 de octubre en Movistar, se adentra en el cuerpo armado buscando “debate”, pero “no polémica”, según explicaron tanto el propio realizador como los responsables de la producción, que se presentó este viernes en el 68 Festival de San Sebastián.

Uno de los intérpretes que conforman el reparto de este nuevo proyecto televisivo del realizador y guionista madrileño es el tinerfeño Álex García (San Cristóbal de La Laguna, 1981), que poco a poco se ha ido labrando una sólida carrera tanto en el cine (Seis puntos sobre Emma, Kamikaze, Si yo fuera rico) como en la televisión (Sin tetas no hay paraíso, Tierra de lobos).

En Antidisturbios, de seis episodios de 50 minutos cada uno, seis antidisturbios ejecutan un desahucio en el centro de Madrid, que se complica, y un hombre acaba muriendo. Un equipo de Asuntos Internos será el encargado de investigar los hechos y los seis agentes se enfrentan a una acusación de homicidio imprudente. Además de Álex García, la serie está protagonizada por Vicky Luengo, Raúl Arévalo, Hovik Keuchkerian, Roberto Álamo, Raúl Prieto y Patrick Criado, quienes estuvieron presentes en la rueda de prensa de presentación, en el Zinemaldia, de esta producción.

Sorogoyen, también guionista junto a Isabel Peña, explicó que Antidisturbios “nació ya como una serie de televisión”. Además, detalló que su intención era que el espectador “hiciera un viaje durante los seis capítulos” e ir “cambiando de estilo”, porque en la mayoría de series que ha visto “pocas veces” ve que se haga una “evolución formal”.

“Quería que tuviera ese viaje de ser un antidisturbios en el primer capítulo y poco a poco fuera tomando distancia y en el capítulo seis pudiera juzgar de una manera más limpia, porque en esta serie el espectador se va a enfrentar a un prejuicio muy marcado y quería que eso se evitase”, explicó.

Asimismo, aseguró que no cree que el reto de la serie sea intentar explicar el trabajo de los antidisturbios, porque es “dificilísimo”. “Sí queríamos intentar entender a estos seres humanos, que van al trabajo y son personas normales y corrientes”, agregó.

Isabel Peña, por su lado, expuso que para escribir el guion de la serie, que desarrollaron “durante más o menos un año”, se documentaron “como siempre, que es mucho”, porque es su “deber” como guionistas. “Lo que más nos costó fue la trama para hacer converger el universo de antidisturbios y el de asuntos internos, y nos costaron algo menos los personajes, porque los teníamos muy claros desde el principio y sabíamos que eran el eje fundamental de la serie”, aseveró.

En este caso, señaló que se reunieron con varios antidisturbios “por separado” y también les abrieron las puertas de su sede en Moratalaz (Madrid) y pudieron recorrer los pasillos, “verles tomar café, dónde se duchan, dónde comen y verles en sus ratos interactuando entre ellos”.

En ese sentido, el director argumentó que se puso “muy pesado” para que fueran los actores a la sede, porque “respirar ese ambiente creo que nos abrió la mente muchísimo” y era “muy importante interactuar” con ellos. El director afirmó, además, que los responsables del cuerpo policial todavía no la han visto, pero está deseando enseñarla.

PREJUICIOS

Por su parte, Raúl Arévalo consideró “interesante esto de los prejuicios” en un tema como este, porque, apuntó, “cuando la gente ve que va a salir una serie sobre antidisturbios, siempre hay personas en contra, que se posiciona, prejuicios y, a la vez, en este periodo de pandemia, que tanta serie se ha visto y tanta plataforma con narcos y psicópatas, y ahí nadie se plantea si se ha intentado humanizar al narco o al psicópata”.

Arévalo, además, subrayó el “buen casting” que hay en la serie, en cuanto a “haber buscado la esencia de cada uno de nosotros para el personaje”. “Yo por mucho que quisiera enfrentarme al texto desde hacerme el duro, me cogió por otro tipo de perfil de antidisturbios, que también los hay con su barriguilla, con mi cuerpo escombro”, bromeó.

En esa línea, expresó que en esta serie ha vivido “una de las experiencias más alucinantes, más potentes” de su vida como actor en una de las escenas.

Vicky Luengo, por su lado, indicó que tuvieron un periodo de ensayos “bastante largo” en el que pudieron proponer, aunque “el guion era excelente y no hacía falta cambiar mucho”. “Tuvimos la libertad para poderlo vivir y darle cada uno su alma a su personaje”, manifestó.

Preguntado por una segunda temporada de la serie, Sorogoyen argumentó que lo que saben es que van a hacer una siguiente serie con Movistar, pero ignoran todavía “por dónde va a ir”.

Por su parte, el director de Producción Original, Cine y Series de Movistar+, Domingo Corral, puso de relieve que Antidisturbios está teniendo “muy buena acogida” y tienen ya un acuerdo cerrado en Francia, así como otros en Latinoamérica, mientras que en el resto de Europa “hay muchísimo interés”.

Asimismo, resaltó que hay “sintonía absoluta” con Rodrigo Sorogoyen y su equipo, y que “ha sido un placer trabajar con ellos”. “Estamos orgullosos de las serie y tenemos la absoluta convicción de que queremos hacer una segunda temporada, y si no es esa segunda temporada, encontraremos otra serie”, concluyó.