justicia

Farnés promete “especial atención” a la trata de seres y el blanqueo de capitales

La nueva fiscal jefe provincial también apunta como prioridad combatir los delitos de odio y la protección de los más vulnerables; agradece a su predecesora la labor realizada y espera dar “estabilidad a la plantilla”
María Farnés toma posesión como nueva fiscal jefe de Santa Cruz de Tenerife. | TSJC
María Farnés toma posesión como nueva fiscal jefe de Santa Cruz de Tenerife - TSJC
María Farnés toma posesión como nueva fiscal jefe de Santa Cruz de Tenerife. | TSJC

La nueva fiscal jefe de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, María Farnés Martínez Frigola, se comprometió ayer en que, bajo su mandato, el Ministerio Público prestará “especial atención a los delitos de trata de seres humanos”, así como “potenciar las investigaciones “por delitos de blanqueo de capitales procedentes de dicha actividades delictivas”.

Farnés Martínez, que hasta ahora había desempeñado las funciones como responsable de la Fiscalía Anticorrupción en esta provincia, también apuntó como otros objetivos prioritarios la persecución de los llamados delitos de odio y la protección de los más desfavorecidos.

Como no podía ser de otra manera, la fiscal, que fue conocida por el gran público a raíz de su trabajo como acusación en el llamado caso Las Teresitas, inició su interlocución reconociendo que asume su nuevo cargo “con ilusión, con algo de vértigo” y con el principal objetivo de construir una fiscalía “aún más transparente, de mayor calidad y mucho más cercana a la ciudadanía”.

En su discurso, pronunciado en un acto celebrado durante la mañana de ayer en las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en la santacrucera plaza de San Francisco, Farnés expresó su agradecimiento a la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, por haber confiado en su proyecto y haberla propuesto para el cargo, el cual, dijo, es “un honor y una gran responsabilidad” ejercer.

La nueva responsable de la Fiscalía en la provincia tinerfeña no dudó en agradecer la labor llevada a cabo por su predecesora, Carmen Almendral, que, a su juicio, ha permitido que la Fiscalía de Tenerife cuente hoy “con una plantilla excepcional de fiscales, excelentes profesionales de máximo prestigio a nivel nacional”.
En esta nueva etapa profesional, Farnés dijo que afrontará muchos retos que espera superar con la ayuda de un “gran equipo profesional” formado no sólo por los fiscales, sino también por los funcionarios que integran la Oficina de la Fiscalía Provincial.

Así, avanzó que lo primero que hará será adoptar medidas con el fin de dar mayor estabilidad a la plantilla, lo que redundará en una mejora en la calidad del servicio y en la respuesta que demanda el ciudadano. También implementará iniciativas como potenciar el uso de las conformidades cuando ello sea posible, la utilización de la figura de la mediación familiar o promocionar la figura del coordinador de responsabilidad parental como han hecho otras comunidades autónomas.
Cabe reseñar que dichas medidas se ajustan a las políticas impulsadas en los últimos años tanto desde el Consejo General del Poder Judicial como desde la propia Fiscalía General del Estado.

Asimismo, y tal y como ya se refirió, Farnés Martínez ve necesario prestar especial atención a los delitos de trata de seres humanos. En consecuencia, anunció que el papel de la Fiscalía será especialmente beligerante en este tipo de delitos y mantendrá una postura no solo relevante, sino referente en la lucha contra esta lacra social. Igualmente, indicó que se potenciarán las investigaciones por delitos de blanqueo de capitales provenientes de este negocio criminal.

Igualmente, esta fiscal nacida en Santa Coloma de Farnés (de ahí su nombre, que tanto se ha confundido como su apellido) considera que desde la Fiscalía se deben promover las investigaciones que sean necesarias para perseguir aquellos comportamientos que se pueden encuadrar en los llamados delitos de odio, y debe ser especialmente cuidadosa en la salvaguarda de aquellas personas que han arriesgado sus vidas para llegar a nuestras costas, en la adopción de medidas que sean precisas y en la búsqueda de instrumentos que sean alternativos al internamiento.

Siempre en relación con los objetivos fijados, Farnés abogó por multiplicar esfuerzos en la labor de tutela y protección de todos los derechos de las personas que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad, y por la actualización y reorganización de las secciones especializadas de la Fiscalía.

Por último, puso en valor el empeño de todos los fiscales de Tenerife por realizar cada día un trabajo “constante y riguroso” al servicio del ciudadano, ya que todos ellos “no son solo excelentes juristas, sino que, además, son personas dotadas de un gran equilibrio, sensatez y sentido común, con un gran sentido humanitario de la justicia”.

María Farnés Martínez, cuyo primer destino en la provincia se remonta a hace 33 años, ha sido teniente fiscal de la Fiscalía Provincial desde el año 2009, así como fiscal delegada de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada.

La Fiscalía General del Estado ha destacado que Martínez Frigola es profunda conocedora de la realidad de la Fiscalía a la que se incorporó en 1987. Destaca “su capacidad para generar un proyecto dinámico e ilusionante para la plantilla y un ejercicio del cargo transparente y participativo, robusteciendo las especialidades y la atención a las víctimas, con una apuesta decidida por la modernización”, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado.

Dolores Delgado destacó en en su discurso por vía telemática la actuación rigurosa y comprometida de los fiscales durante la crisis sanitaria y su entrega al servicio público, especialmente en el ámbito de la protección a las personas más vulnerables.

TE RECOMENDAMOS