nacional

Baleares pide no cenar fuera ni reuniones porque la situación es “crítica”

"Tenemos que olvidarnos de las reuniones sociales durante un tiempo limitado; si no lo hacemos, la transmisión seguirá"
La patronal hotelera señala que no se justifica la decisión del Gobierno británico atendiendo a la situación sanitaria en Canarias y Baleares, pues es mucho mejor que en Reino Unido. Foto: EFE

La patronal hotelera señala que no se justifica la decisión del Gobierno británico atendiendo a la situación sanitaria en Canarias y Baleares, pues es mucho mejor que en Reino Unido. Foto: EFE

El portavoz del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas de Baleares, Javier Arranz, ha recomendado este miércoles no salir a cenar fuera de casa, ni mantener ningún tipo de reunión social, actividades permitidas por ahora, porque la situación de la covid-19 en las islas es “crítica”.

“Si puedes no salir a cenar y encontrarte así con menos personas, mucho mejor: ése es el objetivo”, ha querido dejar claro Arranz, que ha dicho que la situación de la covid-19 en Baleares es un “poco mejor” que en otras comunidades autónomas, pero la coyuntura en las islas es “crítica”, con una subida diaria de contagios.

“Tenemos que olvidarnos de las reuniones sociales durante un tiempo limitado; si no lo hacemos, la transmisión seguirá”, ha advertido.

Además, el médico de familia ha pedido de manera específica a los jóvenes que vivan concienzudamente las medidas de seguridad porque pueden ser portadores del virus sin tener síntomas y contagiar a las personas de su alrededor, especialmente a las mayores.

“Cualquier persona que no viva las medidas de protección puede ser un contagiador en potencia”, ha aseverado Arranz, que ha comentado que en Baleares continúan declarándose cada día nuevos casos, de manera especial, de jóvenes.

En rueda de prensa, ha dicho que confía en equivocarse, pero cree que en tres o cuatro semanas Baleares alcanzará una incidencia acumulada de 500 casos de coronavirus por cada cien mil habitantes, como sucedió al inicio de la segunda ola a principios del pasado mes de septiembre.

La aprobación de más medidas restrictivas dependerá del avance de la transmisión con el objetivo de “disminuir la transmisión comunitaria”, como en el caso de la localidad de Manacor, donde sus ciudadanos deben quedarse en casa y disminuir los movimientos y el contacto social, ha pedido.

“No nos relajemos lo más mínimo”, ha vuelto a pedir el especialista, que no ha descartado que se apruebe el confinamiento de otras localidades de Baleares e incluso que se vuelva a un confinamiento total de la comunidad autónoma como en marzo pasado.

TE RECOMENDAMOS