turismo

Canarias reactiva su turismo con británicos y alemanes ya en la Isla, pero sin blindaje anti-COVID-19

El aeropuerto Reina Sofía recibió este fin de semana a los primeros turistas procedentes de Reino Unido y Alemania con la realización de los test PCR aún en el aire; el Gobierno regional dará a conocer hoy su propuesta para recibir a los viajeros de forma segura

Imagen de la llegada de los primeros turistas británicos ayer en el aeropuerto Reina Sofía, en Tenerife. Sergio Méndez

Canarias, comunidad española con la menor incidencia de la COVID-19 a siete días, con 43,51 casos por 100.000 habitantes, y única que precisamente por estos buenos datos se ha salvado del toque de queda a nivel estatal, reactivó este fin de semana su motor económico con el regreso de alemanes y británicos. Una apertura que, sin duda, llenó de esperanza al sector turístico de las Islas, pero que no deja de preocupar a los hoteleros. ¿El motivo? que aún, a día de hoy, se desconoce cómo se va a blindar la región ante los nuevos contagios, ya que justamente los dos mercados principales de las Islas: Alemania y Reino Unido, están peor epidemiológicamente que Canarias.

“Se trata de un anuncio que tendría que haber venido con convenios bilaterales de seguridad absoluta”, declaró el empresario hotelero José Fernando Cabrera. Este ensayo de lo que podrá ser la temporada alta del turismo en Canarias, que comienza el 1 de noviembre, se ha precipitado por el levantamiento del veto sanitario que Alemania y Reino Unido mantenían sobre Canarias, región que ha mejorado considerablemente su situación epidemiológica respecto a la pandemia de la COVID-19, por lo que estos dos mercados de visitantes han dejado de imponer a sus nacionales una cuarentena tras su estancia en las Islas. Sin embargo, la remontada de este cero turístico inédito al que ha llevado la pandemia comenzará sin las garantías sanitarias suficientes, a juicio de un sector del empresariado, que exige controles en puertos y aeropuertos para que pueda hablarse de corredores seguros con los países emisores de visitantes al Archipiélago y también con el resto del territorio nacional.

Nada más conocerse el levantamiento de las restricciones, las aerolíneas anunciaron un aumento de casi el 500% en la demanda de vuelos. El Gobierno canario planteó en ese momento alguna propuesta que no fue del todo bien acogida por el sector, como que fuera en los hoteles donde se realizaran los test o en carpas fuera del aeropuerto, lo que, a juicio de los hoteleros, daría una imagen “muy negativa” del destino. En este caso, el Ejecutivo regional ha decidido matizar más la propuesta y hoy la hará pública a las patronales hoteleras, los cabildos y sindicatos en el seno del Comité Asesor, convocado con este fin a una reunión esta tarde.

Turistas aeropuerto Tenerife Sur Turistas aeropuerto Tenerife Sur Turistas aeropuerto Tenerife Sur Turistas aeropuerto Tenerife Sur
<
>
Imagen de la llegada de los primeros turistas británicos ayer en el aeropuerto Reina Sofía, en Tenerife. Sergio Méndez

A falta de que se generalice una medida efectiva para la detección de la COVID-19 a los viajeros que lleguen a las Islas, este fin de semana llegaron a Canarias 37 vuelos procedentes de Alemania (21 el sábado y 16 el domingo), el 50% más que el pasado, y 73 procedentes de Reino Unido (38 y 35), el 12% más, según informó AENA a EFE.

De Alemania llegaron 13 vuelos a Gran Canaria, 11 a Tenerife Sur, 10 a Fuerteventura y 3 al César Manrique-Lanzarote. Además, para los próximos siete días también hay programados con Canarias 149 vuelos de llegada desde Reino Unido. La jornada de ayer en el aeropuerto de Tenerife Sur, por ejemplo, transcurrió bastante tranquila. Si bien es cierto que hubo más movimiento del habitual, ni por asomo las instalaciones han recuperado el frenético movimiento de un domingo cualquiera antes de la pandemia. No obstante, tanto el Gobierno como el propio sector esperan que, a medida que pasen las semanas y se dé el inicio a la temporada alta, la actividad en los aeropuertos canarios crezca.