sanidad

La ciudadanía, ante las nuevas restricciones: “Son medidas lógicas y necesarias”

DIARIO DE AVISOS sale a la calle para conocer la opinión de los chicharreros sobre las nuevas limitaciones para contener el coronavirus

Ayer entraron ya en vigor las nuevas medidas restrictivas decretadas, el pasado jueves, por el Gobierno de Canarias en Tenerife para intentar contener en los próximos 14 días la expansión de la COVID-19. Entre las nuevas pautas a cumplir, las más destacadas son la reducción de diez a seis el número máximo de personas en los encuentros familiares, en espacios de uso público o privado, cerrados o al aire libre, salvo en el caso de convivientes; el adelanto a las 23.00 horas del cierre completo de los establecimientos, y la reducción de los aforos permitidos, con una ocupación máxima en un tercio del aforo autorizado en el interior de los locales y del 50% en las terrazas, donde se prohíbe fumar.
Las restricciones de aforo se hacen extensivas, además, a otros muchos espacios, como lugares de culto, velatorios, cines e incluso playas.
Asimismo, las autoridades aconsejan limitar la movilidad a lo imprescindible, a pesar de que no ha sido decretada una restricción al uso en este sentido, y evitar también los espacios cerrados.
Estas medidas se han adoptado para conseguir que la incidencia acumulada del virus en la Isla, actualmente de 133 casos por 100.000 habitantes detectados en los 14 días anteriores, se sitúe, al menos, al mismo nivel que el resto de Canarias: en 82 positivos.
Unas medidas que, a pesar de ser más restrictivas que las que estaban en vigor hasta ahora en la Isla, siguen siendo más suaves que las que padecen otros puntos del país, con confinamientos perimetrales, toques de queda o cierres completos de la restauración. Pero ¿cómo han recibido los tinerfeños este anuncio? DIARIO DE AVISOS ha salido a la calle para preguntar y la opinión mayoritaria es que, viendo las cifras de las últimas semanas y que Tenerife es la única Isla del Archipiélago en semáforo rojo, son lógicas y necesarias para lograr reducir los contagios, aunque también hay alguno que considera que habría que apostar por mayor presencia policial para perseguir los incumplimientos, en vez de más restricciones.
La mayoría lamenta las consecuencias que las nuevas restricciones puedan suponer sobre la economía, en general, y la hostelería, en concreto, pero consideran que es el momento de priorizar la salud y abogan porque se ayude al sector hostelero.
Muchos también lamentan que en la calle ven incumplimientos respecto a las normas contra la COVID-19 y consideran necesario que se persigan más estas conductas.
Y todos coinciden en la esperanza de que estas nuevas restricciones ayuden a que la cifra de contagios se reduzca en la Isla a lo largo de los próximos 14 días y que el Gobierno no se vea en la obligación de adoptar otras más duras, como toques de queda o confinamientos.

Magali García
“En vista de lo que está sucediendo, creo que tomar precauciones antes de que las cosas empeoren es lo mejor que puede suceder, no sé hasta dónde se podrá controlar un aforo de seis personas, si es la Policía.. pero considero que cualquier medida que se aplique es necesaria. Algo hay que hacer, porque algo se está haciendo mal, pues todos los días la Isla que más contagios tiene es esta… Hay que tomar todas las que hagan falta, esto hay que pararlo”.

Ramón García
“Lamentablemente gran parte de la juventud no cumple, pero ¿dónde está la Policía y los agentes para controlar más eso y no perjudicar a los negocios? Hacen falta más medios de seguridad. Yo camino todos los días y voy por la calle Castillo y tengo que desviarme a otras porque vienen hablando y hasta me tropiezan… Entonces, los agentes tendrían que ir por las calles diciéndoles que cumplan en vez de restringir los negocios, eso está fatal”.

Yurena Castro
“Las restricciones tendrían que haber sido más severas muchísimo antes, porque se estaba viendo que Tenerife estaba, en las últimas semanas, en cien o ciento y pico casos… Yo soy de las que piensa que si hay que tomar medidas más restrictivas, tomarlas, porque estamos poniendo en juego la salud de las personas. Evidentemente la economía se va a resentir, pero creo que ahora lo que prima aquí es la salud”.

Enrique Acosta
“Lo veo lógico, porque si los casos no tienen un control efectivo, cuanto antes le pongamos freno a esto, antes podemos hacer vida más normal. La lógica me dice que quizás la gente no está siendo todo lo responsable que debiera. Espero que no se tengan que tomar más medidas, ya que nosotros trabajamos en el sector de los eventos y ahora mismo no sé cuánto más tiempo podemos seguir así, necesitamos que esto baje y que se pueda seguir haciendo vida”.

Bezabé Castro
“Pienso que son medidas que se tuvieron que mantener desde un principio para evitar este rebrote. Lamentablemente afecta mucho a la actividad económica, pero estoy de acuerdo con las medidas que se están tomando y deberían ser más fuertes. Todavía en la calle ves a muchas personas que no son conscientes del virus o de lo que estamos atravesando. Hay medidas que no se están tomando como se debería. Hace falta más presencia policial”.

Miguel Morales
“Los datos están ahí, hay más contagios, entonces las restricciones se tenían que haber tomado antes o después… a toro pasado siempre es fácil. Es difícil opinar, porque depende de la situación personal de cada uno, pero está todo el mundo jodido y había que tomar alguna medida. Vamos a ver qué pasa con los días, a ver si bajan los positivos… En mi caso, tengo una persona ingresada por COVID, pero entiendo que gente que económicamente esté mal y de salud bien, su prioridad sea la economía”.

Dora Carbajal
“Con el semáforo rojo hay necesidad de hacerlo y, sobre todo, cumplir con las normas, porque veo que no se está cumpliendo. Si lo hacemos todos, saldremos adelante, si no, nos van a confinar como al resto de España. Cuando nos ponen las multas y afecta al bolsillo es cuando parece que se colabora más. También estaría de acuerdo con que la gente que incumpliese las normas hiciese trabajos sociales, es una forma de concienciar al ciudadano”.

Carmelo Febles
“Hay que tomar medidas bastante serias, porque esto no es una broma. Como llevamos ya un tiempo nos relajamos con las medidas y parece que esto no va con nosotros, y es muy serio. Yo soy de la opinión de que si llegado el caso tenemos que confinarnos, pues nos confinamos otra vez. Por otro lado, siento la parte económica, pero ¿qué podemos hacer? Lo primero es la salud, y lo mismo que rescatamos a los bancos, pues que se rescate a las empresas” n

TE PUEDE INTERESAR