santa cruz

La refinería tiene tres años para trasladar su actividad fuera de Santa Cruz

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz autoriza a Petrocan el almacenamiento de combustible en el puerto de Granadilla
Imagen de la Refinería de Santa Cruz de Tenerife. Sergio Méndez
Imagen de la Refinería de Santa Cruz de Tenerife. Sergio Méndez
Imagen de la Refinería de Santa Cruz de Tenerife. Sergio Méndez

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, reunido ayer en sesión ordinaria, acordó la concesión administrativa a Petróleos de Canarias, S.A. (Petrocan), para la ocupación de una superficie de 120.632 metros cuadrados en el puerto de Granadilla, superficie destinada a la instalación de una factoría para el almacenamiento y abastecimiento de combustible de aviación, actividad de búnker y reservas estratégicas, lo que podría posibilitar el traslado de las instalaciones de CEPSA en la Refinería de Santa Cruz de Tenerife, tal y como informó ayer la Autoridad Portuaria. Un año para la redacción del proyecto constructivo y dos más para ejecutarlo, son los plazos autorizados.

Así, las obras que se prevé ejecutar en dicha concesión, otorgada por un plazo de 35 años, ya cuentan con el correspondiente proyecto básico y, en un plazo máximo de 12 meses tras haberse notificado la concesión, el concesionario deberá presentar el proyecto constructivo para el pertinente visto bueno de la Autoridad Portuaria tinerfeña. Recibida esta conformidad, y de acuerdo con las bases del pliego, Petrocan dispondrá de dos meses para iniciar las obras, que se desarrollarán en un plazo máximo de 20 meses.
De acuerdo con los datos del concesionario, la planta de almacenamiento se alzará en una superficie de 118.451,40 metros cuadrados, las canalizaciones en superficie alcanzarán los 1.692 y las subterráneas se desarrollarán en 488,83 metros cuadrados.

Para el presidente de Puertos de Tenerife, Carlos González, esta concesión ha sido posible “gracias a las previsiones de reserva de suelo realizadas en Granadilla, siendo definitoria nuestra apuesta por la nueva dársena con 33,4 millones consignados para 2021 y 37,7 para 2022, de acuerdo con el Plan de Empresa 2021 recién consensuado con Puertos del Estado”.

Santa Cruz Verde 2030

En la práctica, esto supone que la Refinería de Santa Cruz, al menos en lo que a la actividad de distribución se refiere, tiene por delante tres años para su traslado definitivo al puerto de Granadilla. Este paso era fundamental para iniciar el desmantelamiento de la industria en Santa Cruz y para poner en marcha el proyecto Santa Cruz Verde 2030.

Así lo expresó, ayer, el alcalde capitalino, José Manuel Bermúdez, quien apuntó que “es un paso que demuestra la voluntad que firmamos en el 2018 y que no es otra que transformar lo que hoy es Refinería de petróleo y tanques en una nueva ciudad, en un Santa Cruz Verde 2030”. “Creo -continuó- que es un paso que demuestra que Cepsa ha ido siempre en serio en este asunto, porque, a partir de ahora, ya tienen unos plazos para ir trasladando la distribución y así mantener su palabra”.

El alcalde también se felicitó por el hecho de que la distribución se quede en Tenerife. “Esta también es una gran noticia para la Isla y la industria en general en Canarias. Santa Cruz Verde 2030 hace que la ciudad se expanda, pero Tenerife va a seguir manteniendo la actividad logística de distribución de petróleo”, añadió.

En cuanto a la mesa de trabajo en torno al futuro de los terrenos de la Refinería, Bermúdez confirmó que ya hay fecha para la próxima reunión, en la que Ayuntamiento, Cabildo, Gobierno de Canarias y Autoridad Portuaria avancen en la definición de ese proyecto.

Asimismo, avanzó que se quiere incorporar a esa mesa al Gobierno del Estado. “Necesitamos la autorización para el desmantelamiento de la Refinería, por lo que creemos que su presencia es importante”, explicó.

Insistió el regidor en que este es un asunto “que está por encima de los partidos políticos, porque nos jugamos el futuro de Santa Cruz”.

TE RECOMENDAMOS