La Palma

Una década de trabajo entre el Cabildo y CSIC para un campo más sostenible

Los estudios desarrollados desde el centro han hecho que los resultados obtenidos establezcan un modelo ecológico, sostenible y con un gran potencial y alcance hacia la transformación de La Palma.

El vicepresidente del Cabildo, José Adrián Hernández Montoya, visitó las instalaciones del centro. DA

El laboratorio de agrobiología Juan José Bravo de la institución insular palmera es un espacio de referencia para el sector primario insular, donde se articulan la investigación científica con el asesoramiento a los agricultores de la Isla, mediante el análisis microbiológico de productos como el vino, así como el estudio de la fertilidad de suelo, la nutrición mineral de cultivos o el análisis de plantas de interés agronómico. Un centro vinculado al Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), por medio de un convenio con el Cabildo que se remonta a más de medio siglo de colaboración.

Fruto de este acuerdo se han desarrollado importantes programas de investigación destinados a fortalecer el sector agrícola y agroalimentario insular. Muestra de ello es el programa de Agricultura Sostenible, en el que se ha hecho un trabajo intenso y coordinado entre el Cabildo de La Palma y el IPNA-CSIC durante los últimos 10 años.

Promovido desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo, su responsable, José Adrián Hernández Montoya, conoció ayer de primera mano los avances que se han realizado tanto en este programa como en otros proyectos de notable interés que se desarrollan en el referido centro que, como destacó el también vicepresidente palmero, “presta un servicio público esencial para nuestros agricultores”.

Así las cosas, los estudios desarrollados desde el IPNA-CSIC han hecho que los resultados obtenidos establezcan un modelo ecológico, sostenible y con un gran potencial y alcance hacia la transformación de La Palma.