la palma

El PSOE, tentado por CC con la presidencia, espera a Ferraz

Los nacionalistas renunciarían a liderar el Cabildo a cambio de que los socialistas apoyen una censura contra H. Zapata (PP); la resolución del expediente a Machín marcará los pasos
El actual vicepresidente del Cabildo, el socialista José Adrián Hernández, y la portavoz del grupo nacionalista y diputada regional, Nieves Lady Barreto. DA

En la sede federal del PSOE, en la calle de Ferraz, son conscientes de que cualquier resolución del expediente informativo abierto a la consejera del Cabildo de La Palma, Susana Machín, por vacunarse contra la COVID-19, presuntamente, saltándose el protocolo del Ministerio de Sanidad, tendrá consecuencias políticas en la Isla. Y en el tablero de la partida de ajedrez en la que, según fuentes consultadas por DIARIO DE AVISOS, Coalición Canaria intenta entrar en el Gobierno insular valiéndose de las divisiones internas de los socialistas, un factor a tener en cuenta es que los coalicioneros, a pesar de ser la lista más votada, estarían dispuestos a renunciar a la presidencia si el PSOE respaldara una moción de censura contra Mariano H. Zapata (PP).

De acuerdo con esta estrategia, el actual vicepresidente, José Adrián Hernández (PSOE), optaría a liderar la institución, mientras que Barreto sería su segunda de a bordo. No obstante, desde la bancada socialista, existiendo un sector partidario de cambiar el pacto PP-PSOE por un PSOE-CC, por el momento no se han pronunciado, esperando a que sean sus máximos dirigentes los que decidan, en primera instancia, el futuro de Machín, defensora de no efectuar más movimientos hasta final de legislatura. Pero la presión que se ejerce sobre la formación para que dé a conocer su veredicto es cada vez mayor, que en buena parte está supeditada al estudio que la Consejería autonómica de Sanidad asegura estar realizando sobre el motivo por el que la responsable pública recibió la primera dosis del remedio de Pfizer contra el coronavirus.

Precisamente ayer era Nieves Lady Barreto la que, a través de un comunicado, manifestaba su descontento por que el Departamento que dirige Blas Trujillo no haya aportado más información todavía referente a la vacunación de Machín y de otras dos compañeras de filas suyas a las que les fue inoculado el antídoto: Mercedes Candelario, edil de Servicios Sociales de Puntagorda, y María Eugenia Rodríguez, titular del mismo área en el municipio de Puntallana. “La Consejería de Sanidad del Gobierno y la Dirección del Área de Salud tienen que explicar cómo se ha desarrollado hasta ahora la vacunación contra la COVID en La Palma (…) los errores cometidos se tienen que corregir para que esto no vuelva a suceder, y se deben asumir responsabilidades”, reclamó, en un intento de acelerar la tramitación del expediente para conocer si los equilibrios dentro del grupo socialista en el Cabildo -dividido entre los que optarían por una censura y los que querrían cumplir el acuerdo vigente con el PP-, se decantan a su favor.

Cabe recordar que las circunstancias de la primera Corporación de la Isla Bonita son muy particulares. La distribución de los 21 consejeros insulares tras las últimas elecciones es de ocho para CC, siete para PSOE y seis para PP. Como recoge la normativa, Nieves Lady Barreto, al haber encabezado la lista mas votada, tomó posesión en junio del mismo año, pero una moción de censura suscrita por Mariano H. Zapata (PP) y Anselmo Pestana (PSOE) tumbó sus posibilidades de gobernar en minoría. Los populares, en aquel tiempo, se expusieron a la apertura de un expediente, puesto que la dirección del PP consideraba a CC su “socio preferente” en Canarias, hasta el punto de que se trató de fraguar un acuerdo regional que, finalmente, acabó fracasando. Lo que más tarde fue una expulsión acabó con la readmisión de H. Zapata y sus compañeros.

Desde entonces, el grupo socialista ha rodado varios puestos, ya que Pestana se marchó a la Delegación del Gobierno central en Canarias, Alicia Vanoostende a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno regional, y Basilio Pérez al Instituto de Calidad Agroalimentaria. Es decir, que en su lugar entraron otros tres consejeros (José Adrián Hernández, Gonzalo Pascual y María Rodríguez) no censurantes, y que por tanto estaban capacitados para hacer una segunda censura si se diera un escenario favorable para la misma. Y pese a las discusiones en el seno del PSOE a lo largo de estos meses, todo se quedó como estaba. Sin embargo, una virtual marcha de Machín puede cambiarlo todo, y claro, la presidencia tienta.

TE RECOMENDAMOS