economía

El plan de ayudas tendrá tres tramos y fluctuará entre 3.000 y 15.000 euros

La oposición ve “insuficiente” el paquete de estímulos y los aplazamientos fiscales, y la consejera de Economía resalta el “esfuerzo” en agilizar las ayudas: “Es imposible recuperar todo lo que se ha perdido”
La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, comparece en la comisión correspondiente del Parlamento de Canarias. Sergio Méndez
La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, comparece en la comisión correspondiente del Parlamento de Canarias. Sergio Méndez
La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, Elena Máñez, comparece en la comisión correspondiente del Parlamento de Canarias. Sergio Méndez

Europa Press / DA

La consejera de Economía, Empleo y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, avanzó ayer que el plan de ayudas del Ejecutivo regional dotado con 165 millones más otros 7 adicionales de su departamento tendrá tres tramos, con subvenciones a fondo perdido de entre 3.000 y 15.000 euros. En la comisión parlamentaria correspondiente, Máñez explicó que las bases, que se ultiman para darle salida en el primer trimestre del año, atenderán a la pérdida de ingresos en 2020 en tres niveles: entre el 30 y el 50%, entre el 50 y el 70% y los que acumulen caídas por encima del 70%. La tramitación será por la vía de urgencia para reducir a la mitad los plazos, con concurrencia competitiva simplificada, declaración responsable, abono anticipado del 100% y sin justificación posterior, y contará con el acompañamiento de las cámaras de comercio.

Solo en hostelería se calcula que hay 20.000 empresas afectadas y 70.000 empleos. La consejera puso como ejemplo de “agilidad” las ayudas de 3 millones que se habilitaron para el subsector del ocio nocturno en menos de un mes. Además, avisó de que es “imposible” cubrir los 10.000 millones que perdió la economía canaria el año pasado, por lo que estas ayudas, que son “extraordinarias” y al margen del Presupuesto de 2021, servirán para mitigar los efectos de la crisis. Elena Máñez acusó a la oposición de generar “incertidumbre”, cuando los fondos están garantizados mediante recursos europeos o endeudamiento y destacó el esfuerzo de esta comunidad autónoma: “En Andalucía no pasan de los 1.000 euros y la Comunidad de Madrid ha anunciado un plan que aún depende del apoyo de Vox”.

Con todo, insistió en el apoyo del sector público para amortiguar la crisis, con más de 95 millones el año pasado en ayudas por parte del Gobierno regional o los 1.500 millones que han costado los ERTE en el Archipiélago. Máñez huyó del “triunfalismo”, pero recalcó que la tasa de paro, por encima del 25%, está ocho puntos por debajo del peor momento de la crisis financiera, por lo que, remachó, “algo se estará haciendo bien”, y valoró los aplazamientos fiscales de casi 236 millones hasta finales de octubre para aportar liquidez.

Rosa Dávila, del Grupo Nacionalista (CC-PNC-AHI), alertó de que las cifras de paro son “desoladoras” y de que aumentan las “colas del hambre”. A su juicio, es “inadmisible” que, 10 meses después de la pandemia, el Gobierno de Canarias “no esté preparado”. Apuntó que “la prioridad es salvar vidas”, aunque lamentó que aún no se sepa cuándo van a llegar las ayudas a las empresas y los autónomos: “No necesitan aplazamientos, sino ayudas directas y que no los frían a impuestos, porque están agonizando”. Dávila reclamó medidas de “emergencia”, como ocurre cuando hay un incendio o una catástrofe natural.
Ricardo Fernández, del Grupo Mixto (Ciudadanos), arguyó que hacen falta “soluciones útiles” con ayudas directas e inversión pública, y, a pesar del “alivio” de los aplazamientos fiscales, demandó “más agilidad”.

Fernando Enseñat, del Grupo Popular, indicó que la situación del tejido económico es “desesperada” y pidió al cuatripartito que “no engañe” con los aplazamientos y las ayudas.

Luis Campos, portavoz de Nueva Canarias, argumentó que la oposición “obvia” que hay una pandemia sanitaria que ha generado una gran crisis económica. Admitió que el plan es “insuficiente”, porque el turismo ha dejado de facturar unos 4.000 millones, pero puntualizó que el Gobierno autonómico debe priorizar sus competencias propias.

Jesús Ramos (ASG) reseñó que el plan es “un desahogo importante” para pymes y autónomos y espera que se adjudiquen “cuanto antes”.

Manuel Marrero, de Sí Podemos Canarias, ilustró que el siglo XXI acumula “dos crisis profundas” y con remedios “contrapuestos”, por lo que criticó el “catastrofismo”.

Yolanda Mendoza (PSOE) celebró que Canarias sea la más beneficiada por los ERTE, prorrogados hasta finales de mayo, y Mauricio Roque advirtió de que el crecimiento depende de la recuperación sanitaria.

TE RECOMENDAMOS