Internacional

La echan de un hospital por coger la mano de su marido, enfermo de Alzheimer

La familia espera una disculpa

Dos ancianos se dan la mano PIXABAY

Un gesto aparentemente inofensivo como dar la mano ha saltado a la palestra en Canadá después de que un mujer fuera expulsada en de un hospital tras coger la mano de su marido, enfermo de Alzheimer.

Ocurrió en New Brunswick, donde Kendyl Terris, a la espera de lograr plaza en una residencia, se encuentra en un hospital en el que fue visitado por su mujer y su hija. “Cuando ingresó por primera vez en el hospital, estaba en el tercer piso, que es la unidad familiar. Fue agradable porque toda nuestra familia podía ir a verlo de nuevo, uno a la vez. Nos dejaban sentarnos a su lado, tomar su mano y abrazarlo”, dijo Kim Crevatin, la hija, que recalcó la importancia del tacto para que su padre “sienta cerca” a los suyos, pues no puede comunicarse de manera verbal.

Tras ser cambiado de planta en Navidad, todo cambió. Las restricciones por el coronavirus provocaron que el contacto entre familiares fuera prohibido, lo que desembocó en una situación sumamente desagradable: “Dicen que estaba demasiado cerca de él y la enfermera hizo que pasara un mal rato. Mi madre solo le dio la mano un instante y la enfermera comenzó a gritarle, pidiendo a seguridad que la expulsara. Ella comenzó a llorar”.

La ministra canadiense de Sanidad, Dorothy Shephard, argumentó que “de ninguna manera queremos cargar con estas dificultades a las familias, pero el hecho es que el riesgo es extremadamente alto para las visitas abiertas. Debemos proteger a nuestros más vulnerables”.

Mientras tanto, Kim Crevatin sigue esperando “una disculpa necesaria”.