candelaria

Los ayuntamientos buscan “suavizar” la obligación de contratar “tanto socorrista”

La Fecam ya ha manifestado su decisión de “modificar” el decreto sobre los planes de seguridad en playas y zonas de baño
Socorristas en las playas de El Médano, en Granadilla de Abona. DA
Socorristas en las playas de El Médano, en Granadilla de Abona. DA
Socorristas en las playas de El Médano, en Granadilla de Abona. DA

“Este año nos van a obligar a poner socorristas hasta en la playa de Samarines”. Así resumía un concejal de Candelaria las nuevas medidas impuestas por el Gobierno de Canarias para la seguridad en las playas y zonas de baño, que ha pasado a ser una competencia municipal.

En realidad, si se asume al pie de la letra el decreto 116/2018 del 30 de julio, no habrá tanto socorrista para vigilar los 1.500 kilómetros de litoral que tiene Canarias. Por eso, los ayuntamientos, a través de la Fecam, tratan de suavizar la letra de ese decreto que permita, por ejemplo, delimitar en mayor medida aquellas zonas de baño que deben o no tener vigilancia y en qué épocas del año, así como la posibilidad de que los ayuntamientos puedan compartir esa vigilancia con otros cuando tengan zonas de baño en común, señala el alcalde de La Aldea de San Nicolás, Tomás Pérez Jiménez (PSOE).

El presidente de la comisión de Administración Pública y Seguridad de la Fecam deja claro que “ningún ayuntamiento está en contra del decreto y de garantizar la máxima seguridad, pero es evidente que mantener la vigilancia de las playas supone un coste muy elevado para ayuntamientos pequeños, que no están en los sures de Tenerife, Gran Canaria o Fuerteventura, por ejemplo”, por lo que la Fecam exigirá a la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias “una modificación para simplificar el decreto y reducir los costes asociados a esa ley canaria”.

De igual modo, señaló que no es lo mismo contratar un servicio de socorristas “para los fines de semana o para épocas como Semana Santa o el verano, que hacerlo todo el año”, incidiendo en “el coste elevado que supone para los ayuntamientos la elaboración de planes de seguridad para los que además no tenemos técnicos municipales”.

El decreto

El decreto que regula las medidas para la aplicación de las normas e instrucciones para la seguridad humana y para la coordinación de las emergencias ordinarias y de protección civil en playas y otras zonas de baño marítimas de la Comunidad Autónoma de Canarias conlleva la elaboración de los planes de Seguridad y Salvamento de dichos espacios.

El objetivo de este plan tipo de seguridad y salvamento es convertirse en una herramienta para los profesionales que, a su vez, vayan a redactar los planes de Seguridad y Salvamento en Playas y Zona de Baño Marítimas, determinados por el artículo 5 del Decreto 116 / 2018, facilitando así unas pautas de orientación para su redacción.

TE RECOMENDAMOS