coronavirus

Los expertos piden prudencia y responsabilidad y apuestan por no rebajar los niveles

Antonio Sierra, Lluis Serra y Amós García coinciden en que los Carnavales son una gran amenaza para mantener la evolución favorable de los casos
El catedrático de Microbiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la ULL, Antonio Sierra
Antonio Sierra, catedrático de Microbiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la ULL y miembro del Comité asesor del Gobierno de Canarias. | DA

Varios expertos consultados por DIARIO DE AVISOS mostraron su preocupación ante la inminente llegada de los Carnavales y solicitaron mantener las actuales restricciones vigentes.

El catedrático de Microbiología, Medicina Preventiva y Salud Pública de la ULL, y miembro del Comité asesor del Gobierno de Canarias, Antonio Sierra, manifestó que, “aunque los datos inviten a relajar las medidas, es contraproducente con los Carnavales a la vuelta de la esquina”.

“Con este virus nunca puedes estar confiado y más cuando el 96% de los canarios no estamos inmunizados. Con los datos, Tenerife podría bajar al nivel 1, y Gran Canaria al 2, pero, en mi opinión, a pesar de que evidentemente no se van a celebrar oficialmente, los Carnavales son una gran amenaza y deberíamos mantener por prudencia los actuales niveles de restricciones una semana más”.

Sierra entiende a los empresarios de bares, cafeterías, restaurantes, del comercio y los servicios, pero, “aunque los datos instan a bajar de nivel, debemos mantenerlos y ser prudentes para no lamentarlo después”.

En la misma línea se manifestó el Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la ULPGC, y también miembro del Comité científico asesor del Ejecutivo regional, Lluis Serra: “Olvidémonos de Carnavales y de Semana Santa, por responsabilidad individual tenemos que salvar vidas, y llegar al verano con el mayor número de vacunados posible”.

Además continuó insistiendo en que “hay que ser cautos y precavidos con abrir la mano de las restricciones. Es muy fácil subir de contagios, lo hacemos en 15 días, pero para bajar necesitamos un mes y medio. Pero, por otro lado, tenemos que dar un margen a ciertas actividades económicas importantísimas”, manifestó.

A nivel personal, Serra señaló que “si hubiera que bajar alguna Isla de nivel, que por los indicadores así tendría que ser, optaría por retrasar su entrada en vigor a mediado de semana, de manera excepcional”.

Por su parte, el Jefe de Sección de Epidemiología y Prevención del Gobierno regional, Amós García, señaló que, “aunque la situación es favorable, es conveniente adelantarse y evitar que tengamos un incremento del número de reuniones que posibilite el incremento de contagios”. Recordó que “estamos en vísperas de una festividad muy nuestra, en la que, a pesar de que serán virtuales, me asusta por que habrán muchas fiestas particulares. Me preocupa que en esas reuniones nos destensionemos, bajemos la guardia y eso dé como resultado otro repunte de casos”, recordando lo que ocurrió en Navidad en Gran Canaria y Lanzarote.

TE RECOMENDAMOS