crisis migratoria

Marlaska asegura que una comisión de parlamentarios visitará Barranco Seco

Palabras del ministro del Interior durante su comparecencia, este viernes, en la Comisión de Interior del Congreso
Fernando Grande Marlaska
Fernando Grande Marlaska
El ministro del Interior Fernando Grande Marlaska. EFE/Kiko Huesca/Archivo

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha abierto la puerta a que una comisión de varios diputados y senadores visiten el Centro de Atención Temporal de Extranjeros de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria, al que hasta el momento sólo ha accedido el parlamentario de EH Bildu Jon Iñarritu.

Lo ha hecho durante su comparecencia este viernes en la Comisión de Interior del Congreso para dar cuenta de las actuaciones de su departamento durante el temporal Filomena y tras ser interpelado por Iñarritu.

Marlaska ha asegurado que Interior “no tiene ningún inconveniente en que los representantes de la soberanía popular” visiten Barranco Seco, centro en el que los inmigrantes tienen que permanecer el máximo legal de 72 horas para su filiación y pruebas PCR y en el que en estos momentos no hay nadie debido al escaso número de llegadas de pateras en lo que va de mes.

“Si se puede hacer para que de una vez vaya una comisión de distintos parlamentarios, realicen la visita y la organizamos, será mucho más fácil para todos, no tenemos inconveniente”, ha dicho el ministro antes de advertir que estas vistas pueden “afectar al trabajo diario del centro, a la intimidad de los inmigrantes” y de quienes colaboran allí.

Hasta el momento varios diputados y senadores, entre ellos del Partido Popular y de Coalición Canarias, se han quejado de que no se les ha permitido acceder a las instalaciones de Barranco Seco.

Tras insistir en que se debe garantizar el funcionamiento de este tipo de centros para inmigrantes, el ministro ha recordado que es el Defensor del Pueblo quien tiene la competencia de control directo y “evidentemente va cuando quiere, como quiere y a la hora que quiere”.

En este sentido, Marlaska ha considerado que el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán fue muy crítico, “como debió ser”, con las condiciones en las que estaban los inmigrantes en el campamento del muelle de Arguineguín, que se levantó para albergar a 400 personas y donde se llegó a hacinar a 2.600 en los días más duros.

“A mí me hubiese gustado que no hubiera ocurrido lo de Arguineguín, pero hubo unas circunstancias excepcionales y el Defensor del Pueblo refirió que fue extraordinario y excepcional por las circunstancias, no por falta de una política migratoria”, ha añadido.

El titular de Interior ha remarcado que la gestión de la inmigración es “compleja y de alcance” y del conjunto de la Unión Europea, no sólo de España: “Estamos haciendo política migratoria para evitar que la ultraderecha utilice la migración, la xenofobia, etcétera”, ha aseverado para mostrar la preocupación del Gobierno ante “actuaciones y discursos” de odio que puedan “impregnar” la sociedad.

TE RECOMENDAMOS