coronavirus

Sanidad no considera que el obispo Bernardo Álvarez haya mentido para vacunarse

El consejero Blas Trujillo ve "factible" el error al haberse remitido el mismo listado que se utilizó para las pruebas PCR durante el confinamiento
El obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez
El obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez
El obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez. Sergio Méndez

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, ha asegurado este lunes que “no le consta que el obispo de Tenerife haya mentido” para poder recibir la vacuna contra el coronavirus.

El obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez, recibió el pasado 13 de enero la primera dosis de la vacuna junto a los sacerdotes y personal de la residencia San Juan de Ávila, en La Laguna.

En una entrevista en la COPE, el consejero ha catalogado como “un error” la administración de la vacuna a Bernardo Álvarez porque “no se ajusta a los criterios establecidos, pero no se tiene que deducir que haya una conducta de mala fe”. “No tengo por qué creer que no se pueda producir cualquier circunstancia que pudiera haber inducido a ese error”, añadió.

El listado que la residencia envió al Servicio Canario de Salud fue el mismo que se utilizó durante la realización de las pruebas PCR durante el confinamiento. En la misma se hacía constar que el obispo vivía en una casa anexa a la residencia haciendo uso del mismo servicio de comida que los mayores y coincidía con estos en el patio común que comunica ambas dependencias. A través de ese patio accede Bernardo Álvarez a su vivienda, que se encuentra a una distancia de dos metros de la residencia sacerdotal.

Blas Trujillo ha manifestado que se trata de “una explicación totalmente verosímil” que el listado enviado haya sido el mismo que para las pruebas, viendo “totalmente factible” la confusión y creyendo además que no fue “aposta”.

TE RECOMENDAMOS