economía

Nuevo jarro de agua fría para la hostelería y el sector de la restauración

Ante las medidas del Gobierno en vísperas de Semana Santa, los sectores afectados inciden en las ayudas y la vacunación: “Los locales que no pueden optar a terrazas, tendrán que volver a cerrar”
Las medidas generan desazón y angustia entre los empresarios de las Islas. S. M.
Las medidas generan desazón y angustia entre los empresarios de las Islas. S. M.

Las medidas restrictivas acordadas el pasado jueves por el Gobierno de Canarias de cara a frenar los contagios en vísperas de Semana Santa suponen un nuevo jarro de agua fría para el sector de la hostelería y el comercio en la Isla y para el arranque de la actividad económica. Es cierto que los empresarios eran conscientes de que la situación epidemiológica había empeorado y de que el Ejecutivo, al igual que hizo durante las Navidades y los Carnavales, iba a tomar medidas duras para intentar frenar la ola de contagios. Sin embargo, la situación en algunos sectores, especialmente en el del ocio y la restauración, comienza a convertirse en insostenible.

El vicepresidente de la Asociación de Empresarios de Restauración y Ocio (AERO), Carlos Quintero, explicó a DIARIO DE AVISOS que en ningún caso discuten las medidas sanitarias adoptadas por el Ejecutivo regional, pero suplican que las ayudas para las pymes aprobadas hace un par de semanas por Madrid “lleguen lo más pronto posible. Así no podemos aguantar mucho más”, señaló Quintero. “Si un restaurante tiene que cerrar a las 22.00, es imposible que dé cenas. Hay algunas personas que están saliendo antes, pero son muy pocos”. Agradeció que el servicio de comida a domicilio se prolongue hasta las 00.00 horas, porque “puede ser una ayuda, sobre todo para los locales que tengan este servicio”, pero insistió en que con un año entero de pérdidas y sin tener aún previsión de que la actividad económica arranque, “lo más importante es que el Gobierno resuelva lo más rápido posible los expedientes para que las ayudas lleguen lo antes posible y los empresarios podamos sacar la cabeza del agua”.

El secretario general de Fauca, Abbas Moujir, señaló que se trata de otro palo para un sector que había sacado a muchos trabajadores del ERTE de cara a la Semana Santa y “con estas restricciones no les quedará más remedio que volverlos a incluir, con todo el papeleo que supone”. Además, explicó que “muchos locales, los que no pueden tener terraza, tendrán que volver a cerrar”. Moujir criticó que numerosas pymes no han podido acceder a las ayudas “tan prometidas” por el Gobierno y destacó que “el importe en ningún caso suple la pérdida de ingresos acumulada durante todo el año”. En cuanto al comercio, señaló que desde el mes de enero “no levanta cabeza”, ya que “no hay ventas, puesto que no hay celebraciones, la gente no está saliendo y, por tanto, no se compra”. “La situación será muy grave si no se implementan de forma urgente las ayudas y si no se llega al verano con el 70% de la población vacunada”.

Por su parte, la patronal hotelera Ashotel advirtió de que la confusión creada entre los turistas por las condiciones de movilidad en Semana Santa está conduciendo a numerosas cancelaciones. Por ello reclaman al Gobierno que haga un mayor esfuerzo en comunicar y reforzar los mensajes clave para evitar la confusión.

“Así no se aguanta mucho más; Canarias pierde 800 millones al mes”

Aunque la consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, aseguró ayer que la única vía para reforzar la seguridad sin que se perdiera la economía era obligar a presentar un test negativo, ya sea PCR o prueba de antígenos, para poder viajar entre islas durante la Semana Santa, los empresarios no lo tienen tan claro. El secretario general de CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso, señaló que cada vez que hay un retraso en la recuperación económica de las Islas “se genera una sensación de desconfianza generalizada”. Por ello, explicó que es de “suma relevancia” que las ayudas lleguen “a tiempo” y, sobre todo, que consigan compensar las pérdidas de 2020.

Alfonso recordó que cada mes que pasa sin recuperarnos económicamente “Canarias pierde en torno a unos 800 millones de euros”. Alfonso advirtió de que esta situación “no es sostenible mucho tiempo más”. No obstante, señaló que si las medidas sanitarias son necesarias, “hay que adoptarlas”, pero hay que hacer ya un “serio esfuerzo en reactivar la vacunación, porque si no todo lo que se está haciendo será una ayuda paliativa para la economía y habrá que pedir mas fondos”.

TE RECOMENDAMOS