superconfidencial

Veinte años no es nada

Esto va por ellos. Por los que hacían El Perenquén, inolvidable programa de Canal 7, por los que han muerto. Solo quedamos dos, Juan Manuel y yo. Se fueron tres, Antonio Cubillo, Ángel Isidro Guimerá y Justo Fernández. Allá por 1998, o así, un herreño nos envió una carta que ahora aparece entre los papeles de Paco Padrón. La misiva decía lo siguiente: “Supongo que recibirán alguna que otra carta o nota de este tipo, teniendo en cuenta la calidad de su programa. Soy un herreño de tantos que han llegado hasta la Universidad de La Laguna para estudiar una carrera. Me encanta su programa, cada vez más, puesto que puedo decir que ya sé de qué ‘pata cojea’ cada contertulio. Debo decir que soy gran admirador de don Juan Manuel García Ramos y que comparto sus puntos de vista filológicos, así como sus razonamientos. Yo también soy filólogo (recién licenciado) y lamento no haber podido ser alumno suyo. De don Ángel Isidro Guimerá admiro su sangre fría en los debates: parece que ‘pasa de todo’ pero, tras sus gafas, esconde los ojos de la verdad; sus sentencias son breves pero encierran verdades como puños. Don Antonio va a lo suyo, y no me parece mal, aunque a veces pide imposibles… Y qué decir de don Justo, tan sencillo y tan amigo de llamar a las cosas por su nombre. En definitiva, Andrés, tienes un programa formidable, llámese perenquén, praca o salamandra, y te animo a que sigas diciendo lo que piensas sin temer a nada ni a nadie. Adelante. Un abrazo fortísimo. Róger Gutiérrez. P.D.: Me gustaría y me complacería enormemente que hicieses una mención, aunque somera, de mi halago a los programas”. La he hecho, por escrito y sin acuse de recibo, 23 años después. Ya lo decía Gardel; veinte años no es nada. Perdona por la tardanza, Róger. Espero que tú sí vivas para leerlo.

TE RECOMENDAMOS