sociedad

Canarias, entre las regiones con servicios sociales “irrelevantes”

Denuncian la “ineficiencia” en la prestación de servicios por los “solapamientos” entre administraciones, “un lastre” para la población, por lo que insta a un “urgente” pacto estratégico entre el Gobierno, los cabildos y los grandes municipios
La población mayor de 60 años en Santa Cruz de Tenerife rozas las 50.000 personas. Andrés Gutiérrez
El sistema de dependencia de Canarias suma, en total, más de 19.000 prestaciones. DA

Canarias, junto a Madrid, Murcia y Cantabria, es una de las cuatro comunidades con servicios sociales irrelevantes, según el Índice de Desarrollo de los Servicios Sociales (IDEC) correspondiente a 2020, realizado por la Asociación de Directores Gerentes de Servicios Sociales.

Denuncian la “ineficiencia” en la prestación de servicios por los “solapamientos” entre administraciones, “un lastre” para la población, por lo que insta a un “urgente” pacto estratégico entre el Gobierno, los cabildos y los grandes municipios.


Las peores coberturas y servicios en Canarias en relación a la media estatal se dan en la atención a la dependencia, las rentas mínimas de inserción y las plazas residenciales públicas para mayores, y en la falta de personal técnico en la red de servicios sociales básicos.


Seis regiones han mejorado su puntuación respecto a 2018, pero 11 han empeorado sus datos, entre ellas Canarias, que cae 0,35 puntos, hasta los 3,40, frente a un promedio de 5,33, con País Vasco y Navarra como destacadas, con 7,95 y 7,90. El IDEC en las Islas estaba en 1,80 en 2012, subió hasta 3,75 en 2018 y ha caído a 3,40 en 2020, lo que la deja en el puesto 15 de las 17 comunidades.

“Con la aprobación de la nueva Ley de Servicios Sociales, Canarias inicia la definición de derechos, si bien todavía no los ha concretado en un catálogo”, y “sin planificación estratégica”.

Así, el gasto en servicios sociales por habitante y año ha pasado de 253,1 euros en 2013 a 393,1 en 2019, en una tendencia creciente continuada, que le acerca a la media estatal de 406,3.

También mejora el porcentaje que supone el gasto en servicios sociales de las administraciones públicas de Canarias sobre el PIB, que pasa de 1,33% en 2013 a 1,86% en 2019, por encima de la media estatal de 1,60%.

Otro de los avances es el porcentaje del gasto en servicios sociales sobre el total del gasto ordinario de las administraciones públicas en Canarias, que pasa del 5,82% en 2012 al 9,68% en 2019, cerca de la media estatal de 9,95%.

En cuanto a la cobertura efectiva de prestaciones y servicios, el informe halla dos aspectos positivos en los que Canarias se sitúa por encima de la media estatal: en intensidad del servicio de ayuda a domicilio (una media de 24 horas frente a las 20,6 de media estatal) y en plazas diurnas y ocupacionales para personas con discapacidad (4,2 plazas por cada 100 personas con discapacidad, frente a 2,7 de media estatal).

Pero en casi todos los demás aspectos, Canarias se sitúa por debajo de la media.

En dependencia, sólo se atiende al 6% de la población potencialmente dependiente (la media estatal es el 9,7%) y la tasa de desatención o “limbo” en las islas es del 24,4% frente al 17,1% de media estatal.

Las rentas mínimas de inserción sólo benefician en Canarias al 1,5% de las personas bajo el umbral de la pobreza, cuando la media estatal es del 7,9%.

La cuantía es además inferior: el 12,5% de la renta media por hogar en Canarias, frente al 17,1% estatal.

La cobertura de plazas residenciales de financiación pública para personas mayores es en Canarias menos de la mitad del Estado: 1,2 por cada 100 mayores de 65 años frente a 2,7 de media estatal.

“Comprendiendo la complejidad de la prestación de servicios en los territorios insulares, el principal desequilibrio que presenta Canarias es la ineficiencia”, apunta el informe.

TE RECOMENDAMOS