polÍtica

Casimiro Curbelo sondea una coalición de partidos en Canarias

El líder de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) está interesado en expandir su liderazgo por las Islas para no perder peso político en futuras elecciones, y ya ha habido contactos


El nombre de Casimiro Curbelo se escucha cada vez más en todos los mentideros políticos de Canarias. La intención del presidente del Cabildo de La Gomera y líder de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) no es otra que estirar su red de influencia y representación por todo el Archipiélago para ganar protagonismo en las elecciones autonómicas de 2023, apuntan varias fuentes de distinto signo político. Determinante para la formación del actual pacto de gobierno entre PSOE, Sí Podemos Canarias, Nueva Canarias y ASG, Curbelo está estudiando y sondeando una unión de partidos independientes para cumplir un deseo “no de ahora, sino de hace tiempo”. Una de las puertas tocadas ha sido la de Unidos por Gran Canaria (UxGC), cuyos máximos dirigentes, los Bravo de Laguna, José Miguel y Lucas, han confirmado haber mantenido una reunión con el veterano político gomero para analizar esta posibilidad y abrir el abanico de opciones cara a los próximos comicios. También ha habido contactos en La Palma, El Hierro y Tenerife, con vistas al escenario más que volátil de las elecciones de 2023, con Ciudadanos en clara descomposición y el incierto futuro de Vox sin terminar de cuajar.


Saúl Ramírez, exdiputado de Ciudadanos, se presenta como una de las personas que está actuando en nombre de Curbelo. Ramírez abandonó Ciudadanos en 2019 tras cuatro años en la formación que por aquel entonces lideraba Albert Rivera. En ese momento aseveró que abandonaría la primera línea política e insistió en que no iba a presentarse como candidato a ocupar ningún cargo. Pero poco después se alió a UxGC para desarrollar “programas con medidas de empleo o de fiscalidad”. En Cs, Ramírez hizo buenas migas con Teresa Berástegui, actual viceconsejera de Turismo, nombrada precisamente por Casimiro Curbelo tras su marcha del partido liberal, en 2019. Es esa buena sintonía entre ambos la que ha hecho que personas vinculadas a la política canaria hablen de ellos como los “embajadores” de la nueva confederación de partidos o coalición de agrupaciones.El nombre de Curbelo también ha resonado en Tenerife.

Fuentes socialistas del municipio tinerfeño Icod de los Vinos transmiten que han visto al exalcalde Juan José Dorta, condenado a un año de prisión y doce de inhabilitación por prevaricación continuada, reunirse con Teresa Berástegui y el exconcejal socialista de La Laguna Javier Abreu para hablar sobre el proyecto de Curbelo. Estas mismas fuentes, poco más tarde, recularon y matizaron que el encuentro se había producido entre Abreu, Dorta y “una mujer rubia” que, supuestamente, sería la viceconsejera fichada por el fundador de ASG tras su salida de Ciudadanos. Los participantes lo niegan todo rotundamente. “Que quede bien claro que yo no tengo nada que ver con eso’’, declaró Abreu. Berástegui aseguró que no conocía personalmente al exalcalde de Icod de los Vinos. Respecto al supuesto proyecto de Curbelo, la viceconsejera recalca en que ella es “independiente” y que no forma parte de ASG: “Lo que pretenda o no pretenda el partido será la formación la que tenga que decirlo”.


Cheo Dorta ha tramitado este mes la petición de indulto que le permitiría volver a la política. Sin embargo, el exalcalde defiende que su decisión es “una especie de reivindicación”. Preguntado sobre Curbelo, Dorta reconoce que ha habido ofertas de diversas opciones políticas: “Tengo bastante amistad y una admiración personal por el presidente del Cabildo de La Gomera. Siempre lo he apoyado y lo seguiré apoyando. Para mí es un gran referente”.

Fuentes socialistas apuntaban, asimismo, al alcalde de Arona, José Julián Mena, que está actualmente envuelto en un procedimiento judicial para recuperar sus derechos en el PSOE después de que el partido lo expulsara por cometer “faltas de carácter muy grave” de manera sucesiva, tras una agria polémica interna con su concejal de Urbanismo, Luis García.


Curbelo fue designado por muchos como el principal vencedor del pacto que aupó a la presidencia autonómica a Ángel Víctor Torres. Su partido obtuvo poco más de 6.000 papeletas, concentradas en La Gomera, y tres escaños, suficiente para ser clave en la negociación con PSOE, Podemos y Nueva Canarias para la conformación del Ejecutivo regional. Podía haberse decantado por una alianza con Coalición Canaria, PP y Ciudadanos, como así estuvo a punto de suceder, pero aquellas intrincadas negociaciones multilaterales acabaron cediendo a favor del pacto de izquierdas.

La circunscripción insular le otorga esa capacidad de decisión. En Canarias rige lo que se conoce como “regla de la triple paridad”; ahora, ligeramente modificada con una circunscripción regional de 10 diputados más. Funcionó durante 36 años para equilibrar la balanza de escaños entre las dos provincias, entre las islas capitalinas y entre el resto. Esta vía que se ha abierto anima a Casimiro Curbelo a explorar su influencia.

TE RECOMENDAMOS