sucesos

Termina el rastreo con perros de la vivienda de Tomás Gimeno sin pruebas concluyentes

Es la quinta vez que la Guardia Civil registra esta vivienda donde supuestamente Tomás estuvo con sus hijas antes de que desaparecieran
Un agente de la Guardia Civil en el rastreo de la casa y la finca de Tomás Gimeno. DA

La Guardia Civil ha finalizado el rastreo con perros de la vivienda y la finca de Tomás Antonio G.C., el padre de Olivia y Anna, desaparecidas al igual que su progenitor hace 21 días, sin que haya encontrado pruebas concluyentes.

Fuentes de la investigación consultadas por Efe han indicado que los dos perros adiestrados en la búsqueda de restos biológicos incorporados en las últimas horas a las pesquisas serán utilizados mañana para inspeccionar el vehículo de Tomás, y si diera tiempo, también su embarcación.

Ésta es la quinta vez que la Guardia Civil registra la vivienda de Tomás Antonio G.C., donde supuestamente estuvo con sus dos hijas apenas hora y media antes de que las cámaras de seguridad de la Marina de Tenerife, en el puerto de Santa Cruz, lo grabaran entrando solo con su coche en estas instalaciones.

Allí, un vigilante de seguridad lo vio descargar en su embarcación varias maletas y bolsas.

Tras una primera incursión en el mar, la Guardia Civil lo propuso para sanción por infringir el toque de queda, entonces fijado en Tenerife a las 23.00 horas, y en la inspección de la lancha no vio nada sospechoso.

Por entonces la madre aún no había denunciado la desaparición de las niñas.

Luego, el padre se hizo otra vez a la mar y se le perdió definitivamente el rastro.

Su embarcación fue localizada horas más tarde, vacía y a la deriva, frente al Puertito de Güímar.

En las inmediaciones, el dispositivo de búsqueda encontró flotando en el mar una silla de retención infantil perteneciente a una de las niñas.

La Guardia Civil tiene previsto incorporar en breve a las labores de búsqueda en el mar un sonar y un robot submarino cedidos por el Instituto Español de Oceanografía.

TE RECOMENDAMOS