Sociedad

El ‘Ángeles Alvariño’ seguirá en Canarias buscando a Anna

Anselmo Pestana ha admitido que tenía la esperanza de que las niñas fueran halladas con vida, pues una de las líneas de la investigación apuntaban a que Tomás Gimeno podría haber huido con sus hijas a algún país del extranjero, y reconoció que no pensó en que finalmente se produjera "este desenlace tan trágico"

El buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ seguirá rastreando al menos hasta el próximo lunes la zona en la que en el día de ayer fue encontrado el cuerpo sin vida de Olivia Gimeno para tratar así de localizar a su hermana Anna, de tan sólo un año, y a su padre, Tomás Gimeno.

Así lo ha comunicado en declaraciones a los medios el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, tras participar en el minuto de silencio convocado por la Delegación ante todas sus sedes en el archipiélago como muestra de apoyo y solidaridad con la familia de las pequeñas.

El delegado ha indicado que ha hablado con el secretario general del Ministerio de Ciencia e Innovación para agradecer el “gesto” y el “compromiso” que tuvo con la investigación al facilitar la incorporación del buque del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Anselmo Pestana quiso recordar que el ‘Ángeles Alvariño’ tenía previsto concluir las labores de rastreo el pasado lunes, pero el hallazgo de una botella de buceo y una funda nórdica hizo que permaneciera en el lugar, lo que permitió que ayer jueves se encontrasen los restos de Olivia, la mayor de las niñas.

Asimismo, el delegado ha indicado que el barco continuará en la zona al menos hasta el próximo lunes, 14 de junio, y habrá que ver “si vamos a necesitar que se quede algunos días más”, añadió.

Por otro lado, Pestana ha agradecido el gesto de acompañamiento que ha tenido la sociedad canaria y española con la madre de las niñas, Beatriz Zimmermann, y sus familiares y allegados, una reacción de solidaridad que, según el delegado, “demuestra los valores de nuestra sociedad”.

También ha recordado que la investigación sigue bajo secreto de sumario, decretado por el Juzgado de Instrucción Número 3 de Güímar, y deseó que se logren encontrar los restos de Anna para que su familia “pueda descansar”, pues “está sufriendo un drama tremendo”.

Pestana ha admitido que tenía la esperanza de que las niñas fueran halladas con vida, pues una de las líneas de la investigación apuntaban a que Tomás Gimeno podría haber huido con sus hijas a algún país del extranjero, y reconoció que no pensó en que finalmente se produjera “este desenlace tan trágico”.

El delegado del Gobierno indicó, además, que ha tenido la oportunidad de conocer a Beatriz e imagina “el inmenso dolor” que estará sintiendo en estos momentos, así como los abuelos y los tíos de Anna y Olivia.

Al mismo tiempo, ha solicitado a los medios de comunicación que no hagan especulaciones sobre este asunto para no generar “más dolor del debido”, y pidió esperar a que continúe la investigación y la localización de Anna y su padre dé sus frutos.